César Farías The Strongest Copa Libertadores
Foto: EFE
COMPARTE

El escándalo de corrupción conocido como “FIFA gate” provocó un “sacudón” en las estructuras del fútbol sudamericano, dentro y fuera de las canchas, y la región aún no ha logrado estabilizarse, afirmó el entrenador del The Strongest boliviano, el exseleccionador venezolano César Farías.

En una entrevista con Efe en La Paz, Farías consideró que el actual ciclo de las eliminatorias sudamericanas hacia el Mundial de Rusia 2018 ha tenido “muchos escenarios difíciles fuera de la cancha para los distintos seleccionados”, con bastantes cambios de técnicos y de dirigentes.

“Eso te va mostrando las dificultades que ha habido y que vienen también por los cambios de presidentes de federaciones y por todo el tema que hubo del ‘FIFA gate’. Eso tuvo un sacudón en Sudamérica, que todavía no se ha podido estabilizar”, señaló.

Mencionó como ejemplo los casos de Bolivia, que ha tenido tres técnicos distintos en estas eliminatorias; de su país, Venezuela, con dos cambios; Argentina, con tres, y Brasil, que cambió en una ocasión de entrenador.

“Necesitamos pronto que haya mayor organización, que se respeten los derechos de televisión, que vuelva el preolímpico sub 23, porque la antigua dirigencia mutiló a Sudamérica de un escalón necesario”, urgió el estratega venezolano.

Por el escándalo de corrupción en la FIFA, varios altos dirigentes deportivos de la región son investigados y están presos.

Para Farías, también es necesario analizar la posibilidad de tener otros campeonatos que sirvan de preparación para que las selecciones que lleguen a los mundiales en representación de la Conmebol “tengan un mejor rodaje, una mejor organización”.

El venezolano consideró que el fútbol sudamericano precisa “dirigentes capaces de poder organizarse y levantar el precio” de su mercado para, por ejemplo, tener “una Copa Libertadores que pueda competir con la Champions” europea y que pueda producir “muchas más ganancias y dividendos económicos” para los clubes.

Farías llegó a La Paz en abril de 2016 y consiguió el título del segundo semestre de ese año tras vencer al Bolívar en una inédita final que se jugó en vísperas de la Navidad y cuando todo hacía prever que su rival tradicional iba a hacerse con el campeonato.

Para el técnico, lograr aquel título fue algo “muy bonito” por toda la evolución que tuvo el equipo a lo largo del torneo.

“Vinimos de atrás, hicimos un grandísimo campeonato, jugamos muy bien a la pelota, fuimos creciendo de a poco (…) El equipo tuvo mucha elaboración de juego y en el momento justo y necesario llegó con su mejor fútbol para imponerse”, resaltó.

También destacó el “excelente desempeño” de sus dirigidos en la actual edición de la Copa Libertadores, en la que superaron tres fases hasta llegar a octavos de final, “enfrentado a grandes equipos de mayor presupuesto, de mayor pronóstico a su favor”.

“Y, sin embargo, el Tigre se las ha arreglado con buen fútbol, con buenos resultados en casa y fuera de casa”, sostuvo Farías e insistió en que el club “no es solamente altura”, en alusión a los temidos 3.600 metros sobre el nivel del mar de La Paz.

Para llegar a octavos de final, el The Strongest dejó en el camino al Wanderers uruguayo, a la Unión Española de Chile, y pasó como segundo del Grupo 2 de la Libertadores, por detrás del Santos.

“Obviamente hay que ir partido a partido y serie a serie. Todos los que entraron a esta fase son equipos que lo hicieron con merecimiento, con mucha jerarquía, con gran trayectoria y cualquier cosa es posible, nosotros hemos trabajado para ello y seguimos ilusionándonos”, manifestó.

Farías se sigue reservando los comentarios sobre el fútbol de su país para cuando terminen las eliminatorias porque no cree que sea beneficioso hablar al respecto en este momento.

Pero sí destacó el desempeño de la selección venezolana sub 20 y aseguró que le dio “una felicidad inmensa que Venezuela haya podido jugar la final de un mundial juvenil”.

“Son muchos años de trabajo para desarrollar jugadores, entrenadores, dirigentes y que se pueda disfrutar de eso. Es una alegría como venezolano, pero también como venezolano quisiera tener muchas más cosas del fútbol de mi país. Uno debe ser insatisfecho de esto y exigente”, concluyó.

El equipo de Farías cedió la noche del jueves un empate en casa 1-1 ante el Lanús argentino en el duelo de ida de los octavos de final de la Libertadores y jugará la revancha en agosto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.