CEV
(Foto referencial)
COMPARTE

Para la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), una nación sin parlamento es como un cuerpo sin alma. “Está muerto y desaparece toda posibilidad de opinión divergente o contraria a quienes están en el poder”.

La institución considera que la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) al asumir el Poder Legislativo, es un claro indicio de que se trata de una nueva crisis nacional sumamente grave que lesiona la democracia y la convivencia de los venezolanos.

En un comunicado publicado este viernes, explicó que desconocer la existencia del otro y sus derechos es, sencillamente, destruir toda posibilidad de convivencia democrática y plural. “Es más bien una provocación a la desesperanza ante el atropello de derechos fundamentales del que todo gobierno debe ser el primer garante”.

La CEV hizo un urgente llamado a tomar conciencia y a actuar de manera pacífica, pero contundente ante la arremetida del poder. “No se puede permanecer pasivos, acobardados ni desesperanzados”.

A los venezolanos les dijo que es hora de preguntarse muy seria y responsablemente si no son válidas y oportunas, la desobediencia civil, las manifestaciones pacíficas, los justos reclamos a los poderes públicos nacionales e internacionales y las protestas cívicas.

Comunicado Ante Las Decisiones Del TSJ by El Carabobeño on Scribd




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.