Guzmán Toro junto al reconocimiento otorgado por Comprointur Carabobo por sus 50 años de trayectoria en el mundo de la gastronomía. (Foto: Ángel Chacón)
COMPARTE
El pasado martes 12 de septiembre la Corporación para la Promoción de Inversión y Desarrollo Turístico del estado Carabobo (Corprointur) homenajeó al chef trujillano Guzmán Toro Camacho por sus 50 años de trayectoria profesional. Un hombre amable, servicial, trabajador y muy atento que ha dedicado gran parte de su vida al fortalecimiento del sector gastronómico en la región central del país.
El sitio ideal para reconocer sus aportes en el mundo de los fogones y la buena sazón fue el restaurante “El Páramo Bar” del cual Guzmán, mejor conocido entre sus afectos como “El Torito”, es propietario desde hace nueve años. Al lugar se dieron cita autoridades de Corprointur, la madre del agasajado, próxima a cumplir 100 años, ocho de sus nueve hermanos, su esposa, hijas y demás familiares y amigos. La celebración fue amenizada por el saxofonista Carlos Pérez Strauss.
Su vinculación al trabajo, que comenzó con la ayuda en la venta de panes y dulces elaborados por su madre, se desarrolló en oficios que van desde lavador de vasos, mesonero, encargado de negocios y hasta administrador de hotel. Nada detuvo a este humilde campesino oriundo de Mosquey, localidad ubicada a ocho kilómetros de Boconó, de donde salió con un cargamento de sueños y ambiciones que hoy día ve materializados gracias al empeño, amor y dedicación que le imprimió a este oficio el cual define como “su vida”.

Personalidades atendidas por Guzmán Toro

Toro participó en convesiones gastronómicas al rededor del mundo. Entre los países que recorrió se encuentran China, España, Estados Unidos, Colombia y Perú, por mencionar algunos. Gracias a esa extensa formación culinaria pudo complacer el paladar de personalidades de la talla de Ray Conniff, Renny Otolina, Simón Díaz, Reinaldo Armas y Luis Silva. La política tampoco se escapó de la sazón de Guzmán, pues según contó con orgullo, tuvo la oportunidad de atender a cuatro presidentes de Venezuela entre los cuales figuraron Carlos Andrés Pérez, Luis Herrera Campins, Jaime Lusinchi y Rafael Caldera.

Planes a futuro

Para este hombre, quien el próximo 15 de septiembre cumplirá 65 primaveras, nada es imposible. A pesar de haber recorrido un amplio trecho lleno de satisfacciones y aprendizajes, aun sigue soñando, su próxima meta es abrir una escuela de cocina. “Tenemos muchos años trabajando arduamente en abrir esa escuela. Muchos me dicen que les gustaría que ese recinto académico tenga mi nombre, yo diría que no, no se si por humildad o porque he bregado en esta profesión” afirma con tono amable.
Toro recomendó a las futuras generaciones que quieren dedicar su vida a la cocina que escuchen, tomen referencia de algún chef que admiren y se organicen como seres humanos para llevar a cabo esta profesión, pues a su juicio, “hay que perder el miedo y atender a todo el mundo por igual”.
“Después de estos 50 años espero seguir luchando, trabajando, porque yo digo que si me paro me muero. Si sigo luchando voy a durar 120 años como mi mamá si dios quiere y la virgen” dijo un esperanzado Guzmán que sigue creyendo y apostando por lo hecho en casa.
Sra. Sara Rufa Camacho, madre del chef Guzmán Toro (Foto: Ángel Chacón)
En ese mundo de gastronomía, servicio y buen comer, fueron sus características más humanas las que lo han llevado a ser la persona que este martes fue agasajada. El caballero, el que hace el esfuerzo, el emprendedor, el respetuoso Guzmán Toro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.