COMPARTE

La crisis hospitalaria en Venezuela sigue en aumento. Cada vez, las condiciones de salud están más deterioradas. En la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera (CHET), ocho de cada 10 pacientes son atendidos en el piso por falta de camillas, informó el secretario de la sociedad de médicos internos y residentes, Ronni Villasmil.

Los hospitales se mantiene gracias al trabajo de los médicos y doctores. Luchan en contra de la falta de insumos y sueldos que no alcanzan el salario mínimo. Villasmil expresó que existe un 90 por ciento de escasez en anticonvulsivos y 80 por ciento en antibióticos.

Médicos residentes de la CHET reclaman insumos y salario justo. (Foto: Cortesía)

Los familiares de los pacientes del hospital deben conseguir hasta 300 mil bolívares para cubrir todos los gastos de una operación, como lo son los medicamentos e insumos. Se perdió la salud pública y pasó a semi-privada, expresó el médico residente.

La tasa de fallecidos intrahospitalarios se ha incrementando. A pesar de los esfuerzos de los doctores por salvar sus vidas, deben improvisar con lo que tienen, pero muchas veces esto no basta. No todos los pacientes logran cubrir los altos costos de los insumos.

Los quirófanos que promete el Gobierno no son inaugurados, el área de cirugía y pediatría son un ejemplo de esto. Los niños son atendidos en los pasillos del hospital.

PAGOS MISERABLES

Potazo para ayudar al hospital .(Foto: Cortesía)

Los médicos residentes reciben un salario de 13 mil bolívares, desde enero los bonos nocturnos desaparecieron y no les dan respuestas. El secretario de la sociedad de médicos internos y residentes expresó que, la tasa era de 70 mil bolívares para el sueldo básico y 107 mil bolívares de bono nocturno. Ahora no les pagan ni sueldo mínimo.

Todos los días, los profesionales de la salud van al hospital a cumplir con sus pacientes, tienen contrato de dedicación exclusiva por ser estudiantes de postgrado. Lo que ganan no les alcanza ni para comer, las necesidades los agobia.

Fernando Siso, médico residente de medicina interna, detalló que ellos son los que han mantenido a pie el servicio de la medicina en Venezuela, porque es algo que no solo ocurre en la CHET. Los sueldos de miseria llevan más de 10 años, y no tienen otra solución que iniciar protestas para ser escuchados por el Gobierno.

El residente de postgrado en anestesiología, Lino Ojeda, relató que el jueves 30 de marzo realizaron una asamblea de médicos en la que decidieron salir a la calle. Son más de 300 residentes, 200 de ellos no han cobrado ni la primera vez.

El 20 por ciento de sus colegas ha renunciado a la CHET, porque no tienen cómo mantener sus estudios de postgrado. El lunes tendrán una protesta de brazos caídos que empezará a las 8:00 de la mañana y se extenderá por dos horas. Estas acciones seguirán en aumento si no obtienen respuestas por el Ejecutivo Nacional.

“El Gobierno debe hacerse cargo, dejar la indolencia a un lado y trabajar por sus ciudadanos”. Para Ojeda, lo peor que le puede pasar a una persona es enfermarse en este país.

Los médicos residentes dicen ya basta. Exigen respuestas rápidas para el sector salud.

FAMILIARES DE LOS PACIENTES

Ramón Ortiza, tiene a un familiar en el hospital por un tumor en la cabeza. Con ayuda logra adquirir las mayorías de los insumos, pero en algunos casos debe acceder a precios excesivos de 20 mil bolívares por medicamento.

Hoy gastó 8 mil bolívares en una solución 09 y mil 500 bolívares en una inyectadora. “El hospital es un caos, la salud no vale nada” dijo.

Ortiza agradece el trato de los médicos. Su familiar se mantiene estable gracias a los esfuerzos de cada persona que se desempeña dentro de la CHET.

Aracelis Figueroa debe salir a la calle a pedir dinero en los semáforos y autobuses, su esposo tiene un grado de diabetes avanzado. Está internado en la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera.
Compra absolutamente todos los insumos. Al día gasta mínimo cinco mil bolívares. Exige mayor interés del Gobierno, para solventar las problemáticas del sector que afectan a las personas de más bajos recursos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.