El gobierno Chile anunció el domingo que iniciará un trámite ante el Congreso para retirarse de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) de la que ya se había apartado el año pasado.

Chile considera que Unasur, fundada en la década pasada cuando los gobiernos de izquierda dominaban la región, “se ha alejado de los principios que inspiraron su creación y hoy es una institución altamente politizada e inefectiva”.

En ese contexto, “el Gobierno de Chile ha decidido consultar al Congreso Nacional para proceder con la denuncia del Tratado Constitutivo de Unasur”, señala un comunicado difundido por la Presidencia.

El gobierno de Piñera destaca que Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Ecuador, que junto a Chile suspendieron su participación de Unasur en 2018, también “comenzaron formalmente el proceso para denunciar el Tratado Constitutivo y abandonar definitivamente el bloque”.

Nacida en 2008 – época dorada de la izquierda en Sudamérica- con 12 miembros, el grupo quedó reducido a Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela.

Chile destaca que la institución se encuentra “acéfala” desde 2017, cuando fue incapaz de elegir a un nuevo secretario general para suceder al colombiano Ernesto Samper.

En respuesta al ocaso del grupo, Chile lideró a finales de marzo en Santiago una reunión de presidentes para formar junto a Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

El nuevo bloque refleja el giro a la derecha que vive la región, en la que destacan las presidencias de Jair Bolsonaro en Brasil, Mauricio Macri en Argentina.

Prosur “es un foro abierto a todos los países democráticos de América del Sur, sin ideologías (…) pragmático y sin burocracia excesiva, con un firme compromiso con la democracia, las libertades y el respeto a los derechos humanos”, señala la presidencia chilena.

El foro excluyó al gobierno de Nicolás Maduro, fuertemente rechazado por los países que integran el bloque y que lideran la ofensiva internacional para que el venezolano deje su cargo, en medio de la profunda crisis que vive su país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.