(Foto EFE)
COMPARTE

El canciller de Chile, Heraldo Muñoz, dijo hoy que es necesario “hacer una reflexión sobre si se ha perdido el tiempo” con el proceso judicial que se lleva a cabo en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en La Haya, porque “no hay una obligación de negociar” la salida boliviana al mar.

Muñoz hizo estas declaraciones después de entregar la dúplica de Chile que responde los argumentos de Bolivia en la demanda con la que el país andino busca acceder de forma soberana al Océano Pacífico.

Tras la entrega del documento en las dependencias de la CIJ quedó cerrada la fase escrita del litigio seis días antes del plazo marcado por los jueces.

La Paz reclama al alto tribunal que obligue a Santiago a negociar un acceso soberano al océano Pacífico para Bolivia, el cual perdió en la guerra del Pacífico (1879-1883) junto a 120.000 metros cuadrados de territorio.

Uno de los principales argumentos de Bolivia es que las autoridades chilenas, en fechas posteriores al Tratado de Paz de 1904, accedieron en varias ocasiones a discutir el posible acceso al mar.

“No hay una obligación de negociar”, indicó Muñoz tras entregar la dúplica ante la CIJ. “Lo que ha hecho Chile durante más de cien años han sido conversaciones esporádicas, diálogos con Bolivia, como ocurre en la diplomacia”, agregó.

“Si esos diálogos generaran obligaciones jurídicas nadie conversaría con nadie a nivel internacional”, dijo el canciller, quien añadió que “cuando hay un acuerdo se plasma en documentos explícitos, jurídicamente vinculantes, y el que firma se sabe vinculado”, pero que “nada de eso ha existido en más de cien años”.

El canciller chileno aseguró también que durante el proceso legal no estará en juego “la soberanía territorial” de su país ni tampoco “el tratado de 1904 que fijó las fronteras de manera perpetua”.

Muñoz, quien no entró en detalles sobre la dúplica debido al carácter confidencial del documento, dijo que éste “deja en evidencia las debilidades del planteamiento boliviano, que ha seguido una línea argumental cambiante”.

“Partió con la solicitud de un acceso plenamente soberano, es decir de concesión de territorios”, pero luego se transformó “en la posibilidad de algún acuerdo práctico” o de incluso “una zona especial” para Bolivia.

Chile celebra elecciones presidenciales dentro de dos meses, por lo que será otro Gobierno el que siga adelante con la causa ante el alto tribunal de La Haya.

No obstante, el canciller chileno descartó que un nuevo Ejecutivo pudiera modificar su estrategia jurídica, porque existe al respecto “una política de Estado”.

“Hemos conversado con prácticamente todos los sectores políticos relevantes del país y ha habido un apoyo absoluto a la posición de Estado que hemos planteado para defender la soberanía nacional”, recalcó.

Una vez concluida la fase escrita del litigio, que ha durado casi dos años, la CIJ anunciará las fechas de inicio de los alegatos orales.

Por otro lado, Muñoz envió un aviso al Gobierno de Bolivia y recordó que su país ha interpuesto otra demanda ante la CIJ por el uso de las aguas del Silala, un enclave natural que, según Santiago, es un río internacional y según La Paz un manantial desviado artificialmente hacia territorio chileno por empresas de este país.

“Bolivia no puede afectar la calidad o la cantidad de las aguas que fluyen hacia Chile por la ley de gravedad. Cualquier innovación que se haga del lado boliviano tiene que sernos informada”, dijo Muñoz. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.