Heraldo Muñoz, canciller de Chile. (Foto EFE)
COMPARTE

El canciller chileno, Heraldo Muñoz, afirmó hoy que Chile se opone a golpes o autogolpes, o a cualquier solución que no pase por un diálogo entre el Gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición, para restituir la plena democracia en Venezuela.

“Chile no quiere golpes, se opone a golpes de Estado y levantamientos militares. Se opone a la violencia y la represión. Por eso hemos insistido en una solución política, en una negociación creíble, pero hasta ahora eso no ha ocurrido”, señaló el ministro de Relaciones Exteriores a la radio ADN.

El jefe de la diplomacia chilena agregó que el país suramericano ha permanecido, junto a otros de la región, “muy activo para tratar de encontrar algún camino que no sea la violencia” en Venezuela.

Por esta razón, cancilleres de al menos once países viajarán este 8 de agosto a Lima para evaluar en conjunto la situación de Venezuela, con el propósito de crear un grupo permanente que esté atento a lo que ocurre en dicha nación.

Desde el domingo, la idea de un posible golpe de Estado late entre los venezolanos, después de que una veintena de hombres uniformados asaltara uno de los más importantes cuarteles militares de ese país, en rechazo a la “tiranía asesina” de Maduro.

El Gobierno chavista calificó la “rebelión militar” en Valencia, que dejó dos muertos y diez detenidos, de “ataque terrorista”.

A la crisis se suma la reciente destitución de Luisa Ortega como fiscal general de Venezuela por la Asamblea Nacional Constituyente, elegida hace una semana, que ratificó la expulsión de la autoridad y la inhabilitación para el ejercicio de cualquier cargo público.

Ortega había rechazado la elección de la Asamblea Nacional Constituyente por considerarla una “ambición dictatorial” del oficialismo y ha denunciado que debía “ser convocada por el pueblo” y no por Maduro, lo que la ha convertido en una de las voces más críticas al proceso.

El canciller Muñoz reafirmó este lunes que Venezuela “hoy no es una democracia y va camino a una dictadura o a un gobierno de partido único”.

El ministro aseguró que la situación que enfrenta esa nación es “un desastre, una tragedia”, dado que Maduro “ha destruido el estado de derecho”.

De acuerdo a una encuesta difundida hoy por la consultora Plaza Pública Cadem, un 86 % de chilenos considera que Venezuela posee un Gobierno dictatorial, frente a un 7 % que estima que la administración de ese país es democrática.

El estudio sostuvo además que un 92 % cree que allí no se respetan los derechos humanos de las personas.

El abanderado de la coalición oficialista para las elecciones presidenciales del 19 de noviembre próximo, Alejandro Guillier, afirmó hoy que en Venezuela “rige un régimen que ya no es democrático”.

Añadió en conversación con la radio Rock and Pop que Chile debe encabezar una “acción conjunta” en el plano internacional y oponerse a “una actitud que está desmantelando el estado de derecho”, pero “sin ser parte del problema”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.