Los nuevos casos en las últimas 24 horas fueron 356, mientras que los decesos fueron 3, estos últimos todos correspondientes a personas mayores de 60 años.(EFE)

Las autoridades del Ministerio de Salud chileno actualizaron este miércoles las cifras de la evolución del coronavirus en el país, que suman un total ocho mil 273 casos de personas contagiadas y 95 fallecidos.

Los nuevos casos en las últimas 24 horas fueron 356, mientras que los decesos fueron tres, estos últimos personas mayores de 60 años.

De acuerdo a cifras entregadas a la prensa por la subsecretaria de Salud, Paula Daza, del total de casos confirmados, cinco mil 242 son considerados activos, porque pueden transmitir el virus, mientras que dos mil 973 personas recuperado han pasado los 14 días de su diagnóstico con COVID-19 y se encuentran en una etapa en que no hay transmisión del virus.

El subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga, informó a la prensa de que los pacientes que se encuentran en unidades de cuidados intensivos son 389, de los cuales 315 se encuentran conectadas a ventiladores mecánicos. Dentro de esta última cifra, 91 personas se encuentran en estado crítico.

La autoridad también confirmó que se cuentan con 577 ventiladores de reserva.

Discriminación del personal sanitario

Zúñiga indicó también que del total de 360 mil personas que trabajan en el sistema de salud, 743 se encuentran con COVID-19, una de ellas en situación grave.

El alto funcionario aprovechó para denunciar que se han dado algunos casos de descrimnación del personal sanitario.

“Son estas personas las que nos van a cuidar, las que están arriesgando su salud en los establecimientos tanto de atención primaria como de hospitales”, aseveró.

Cuarentenas parciales

Chile se mantiene como el segundo país con mayor cantidad de casos de COVID-19 en Latinoamérica, después de Brasil.

Si bien Chile ha cerrado todas sus fronteras y el país se encuentra semi paralizado, no se ha decretado confinamiento total a nivel nacional.

La estrategia que ha seguido Chile desde el inicio del brote del nuevo coronavirus se basa en decidir si se confinan o liberan distintas ciudades o barrios en función de la evolución del número de contagios por kilómetro cuadrado.

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, volvió a defender este miércoles esta estrategia en una entrevista con una radio local.

Las cuarentenas son medidas que pueden sonar bien y a lo mejor ser muy prolongadas en lugares donde hay residencias que viven cinco personas en 300 metros cuadrados, pero suenan muy mal y producen enorme daño en lugares donde, en 80 metros cuadrados, viven diez personas, que es la realidad más propia de nuestro país, dijo en la radio ADN.

Así, subrayó que durante las cuarentenas “la gente sufre, pasa hambre, se produce aumento de la violencia intrafamiliar, se producen otras infecciones dentro del hogar. Y, en ese sentido, las cuarentenas, que son medidas extremas, tienen que ser focalizadas y tener un principio y un fin, de acuerdo a la realidad epidemiológica”.

Los únicos sectores del país que se encuentran en cuarentena corresponden a las comunas de Ñuñoa, Santiago, El Bosque, Puente Alto y San Bernardo, en la Región Metropolitana, donde se ubica la capital; Chillán, Chillán viejo, Temuco, Osorno y Punta Arenas, en el Sur; y el radio urbano de la ciudad de Arica, en el norte




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.