China decretó este lunes, como última medida de calado, nuevas restricciones de movimiento a unas 24 millones de personas más en la provincia de Hubei, donde se originó el brote conocido como coronavirus de Wuhan.

Según el último informe de la Comisión Nacional de Sanidad de dicho país, son 70 mil 548 las personas contagiadas con el COVID-19, 10 mil 644 casos graves y 2 mil 048 nuevos positivos, de los cuales mil 933 se registraron en la mencionada provincia.

De hecho, los datos de hoy constatan un incremento de 105 muertes respecto al día anterior, 100 de las cuales se certificaron en dicha provincia. Las autoridades ordenaron ampliar la cuarentena a unos 24 millones de habitantes más, a los que pidió que se queden en casa hasta nuevo aviso.

Esta nueva directriz se traducirá en el cierre efectivo de unas 200 mil comunidades rurales, en las que solo se permitirá un único punto de entrada y salida, bajo vigilancia.

Solo los residentes podrán entrar a sus pueblos, mientras que únicamente una persona de cada hogar tendrá permiso para salir de este cada tres días con el objetivo de comprar los productos imprescindibles.

Médicos a la zona de contagio

Por otro lado, la agencia estatal Xinhua informó que este lunes llegaron a Wuhan 1 mil 200 especialistas médicos militares, quienes trabajarán en un nuevo hospital que debía abrir en mayo y cuya inauguración resultó adelantada para tratar a unos 700 contagiados con el virus.

Hasta ahora, las fuerzas armadas chinas enviaron a 4 mil profesionales de la salud a la zona más afectada.

A ellos se suman los más de 30 mil médicos trasladados allí para paliar el brote, según datos facilitados por la comisión sanitaria, de los cuales 11 mil son especialistas en cuidados intensivos.

Además, el organismo reveló que el tiempo promedio desde que un paciente presenta síntomas hasta que se le diagnostica la enfermedad es ahora de 4,95 días.

“Hemos conseguido acortar el tiempo de diagnóstico, lo que nos está permitiendo tratar a los pacientes adecuadamente, contribuyendo a mejorar las tasas de recuperación”, dijo hoy una funcionaria de la comisión, Guo Yanhong, en una rueda de prensa en Pekín.

Entretanto, un equipo conjunto de expertos chinos y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) comenzó hoy una serie de trabajos sobre el terreno que tiene como objetivo verificar la efectividad de las medidas tomadas para controlar el brote.

El equipo, que visitará Pekín, la provincia de Cantón y la de Sichuan, se reunió en la noche del domingo con el subdirector de la comisión, Li Bin, quien se comprometió a aceptar las sugerencias que propongan los expertos de la OMS.

El equipo colaborará en los trabajos de prevención en áreas urbanas y rurales y elaborará informes sobre el desarrollo de medicamentos y vacunas, explicó Li. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.