Luego de conocerse sobre la supuesta venta ilegal de medicamentos que tenían fecha de caducidad vencida, los cuales eran distribuidos por una fundación sin fines de lucro conocida como “Manos Amigas por la Vida” (Mavid), ubicada en el municipio Naguanagua, el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), incautó más de 700 medicamentos de diversos tipos.

La información fue aportada por el comisario general Douglas Rico, director nacional del Cicpc, quien durante una rueda de prensa efectuada en la Delegación Estadal Carabobo, ubicada en Plaza de Toros.

“Informo a la colectividad que el caso relacionado con este decomiso se trató de un hecho flagrante y no de un allanamiento arbitrario como ha sido señalado en diferentes medios de comunicación y redes sociales”.

Sobre los hechos, relató que un hombre que había acudido a dicha fundación a adquirir un medicamento para su hijo, fue engañado con la venta de la medicina a un costo de 15 mil bolívares soberanos y la misma se encontraba vencida desde el 2015, por lo que al solicitar la devolución del dinero le fue negada la solicitud, acudiendo la víctima hasta el Cicpc para que se efectuara una investigación al respecto.

“Una vez en el interior del local, los funcionarios comienzan a revisar y se percatan que en el lugar existe una gran cantidad de medicamentos todos vencidos, ninguno con fecha que esté por vencerse, todos totalmente vencidos. Allí se apersona la comunidad y hacen referencia de los malos procedimientos que se llevan en ese local con la venta exagerada de medicinas”, explicó.

Además señaló, que al momento de estar ante un hecho flagrante, de ventas ilegales de medicamentos que son propiedad del Ministerio del Poder Popular para la Salud y por lo tanto está prohibida su venta; aunado a que no son aptas para el consumo por encontrarse vencidas, fueron trasladados hasta la sede el Cicpc cuatro sujetos, entre ellos el presidente, el tesorero, el director y el secretario de la Fundación Mavid, a quienes se les tomó acta de entrevista y luego se les permitió el retiro mientras se efectúan las averiguaciones de rigor.

El comisario dijo que las redes sociales se desbordaron señalando un mal procedimiento por parte del Cicpc. “Bueno aquí el Cicpc está dando la cara y está aclarando lo sucedido, como siempre, como un organismo de investigación penal único en Venezuela que se encarga de esta materia”, dijo.

Además cuestionó el hecho de que se cobrara en efectivo.

A su vez, señaló que, “nosotros hoy responsablemente decimos que no fue ningún procedimiento arbitrario, totalmente este es un procedimiento apegado a la ley, la ley establece procedimiento de flagrancia cuando hay una situación como esta. En el lugar, no había ningún tipo de medicamento o alimento para ser consumido por los niños, como se dijo, que había fórmulas maternas que fueron hurtadas o robadas por los funcionarios, allí no existía ningún tipo de fórmula materna”.

Entretanto, el comisario refirió que si la fundación tiene la buena intención de vender o distribuir medicamentos, debe contar con un permiso del Instituto de Higiene, quien es el autorizado de examinar si las medicinas pueden ser consumidas o no.

Retrovirales vencidos

“Ciertamente habían unos medicamentos que son para cuando la persona ha adquirido el HIV, cuyos nombres son Abacavir de 600 miligramos, la cual tenía fecha de vencimiento el 06 del 2017, así como Kivexa también para el HIV con fecha de vencimiento 2017, Lipenadir, éste era más reciente por lo menos tenía fecha el 06 de junio del 2018”, añadió.

También, Rico agregó que cuando se consume un medicamento vencido su componente activo pierde la eficacia y no produce ninguna solución a la enfermedad que se pueda tener, por lo que aseveró que es una maldad engañar y estafar a las personas, quitándole dinero por un producto que no va a cumplir su objetivo.

No había fórmulas maternas

Seguidamente, el comisario aseguró que en total fueron 763 cajas de distintos medicamentos que se localizaron y se trasladaron al despacho del Cicpc, desmintiendo así las versiones que circularon en las redes sociales, en las que acusaban a los funcionarios de hurtar y robar medicamentos y fórmulas maternas, las cuales nunca estuvieron en el lugar del suceso.

“Estamos hablando de una fundación sin fines de lucro y no cobran con punto de venta, sino en efectivo, no podemos estar hablando verdaderamente de una organización que tenga esa finalidad, aquí las personas se están lucrando y será el Ministerio Público y los tribunales quienes determinen si hay responsabilidad penal  o no en este hecho. Nosotros como Cuerpo de Investigaciones estamos en obligación de poner en conocimiento al sistema judicial de esta situación irregular que venía ocurriendo aquí en Naguanagua con esta fundación”, aseguró.

Finalmente, el director de la policía científica refirió que están demostrando que las acusaciones que hicieron asegurando que el Cicpc había allanado arbitrariamente dicha fundación son falsas, “estamos en una situación flagrante y más en esta situación que tiene que ver con la salud de las personas, no se puede engañar a un individuo, a una mujer, un hombre, o un niño, con un medicamento totalmente vencido”, acotó.

 

Con nota de prensa de la gobernación de Carabobo




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.