Hospital J.M de los Ríos (Foto referencial)

Brayan José González Quiaro (27), trabajador del Hospital de Niños J.M. de Los Ríos, fue aprehendido por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, bajo la acusación de haber sustraído medicamentos e insumos médicos del referido centro asistencial ubicado en San Bernardino.

La información la suministró en rueda de prensa el comisario Douglas Rico, director del Cicpc, como el primer procedimiento llevado a cabo por la recién inaugurada División de Investigación de Delitos Contra la Salud Pública.

González Quiaro se aprovechó de su condición de empleado del centro de salud, ya que trabajaba como auxiliar de almacén en los depósitos de insumos, y sustrajo una importante cantidad de objetos, entre los que figuran gasas, vendas, dispositivos intrauterinos, bisturíes, catéteres, sueros, tapabocas, colectores de heces, tubos de ensayo, ácido fólico, salbutamol, cortisona, paracetamol, entre otros, aseguró Rico.

El trabajador fue aprehendido en su residencia ubicada en Sarría, San Bernardino, donde hallaron aproximadamente 100 insumos.

Dos femicidios

El director del Cicpc anunció también el esclarecimiento de dos femicidios, uno ocurrido en Apure y otro en Caracas.

En la finca La Pradera, en Biruaca, estado Apure, fueron localizados los cadáveres de Ana Yocaste Blanco González (27) y el de su hija de 4 años. Los cuerpos estaban en estado de descomposición y presentaron heridas por arma blanca.

El presunto indiciado del doble asesinato es Ramón Antonio Guédez Navarrete, de 39 años. Madre e hija desaparecieron el 31 de mayo. Ella había decidido terminar la relación con Guédez porque la maltrataba, pero el hombre la invitó a la finca donde trabajaba con el pretexto de darle dinero y carne de res. Desde ese día no supieron más de la mujer y su hijita.

La denuncia fue formulada en el Cicpc y GNB. Las comisiones fueron a la finca el 3 de junio, Guédez dijo que no sabía del paradero de las víctimas, le notificaron que debía ser interrogado en el despacho policial, el hombre pidió tiempo para cambiarse de ropa y huyó hacia la montaña. Posteriormente lo hallaron sin vida. Había pisado un cable de alta tensión y murió electrocutado.

Y en Ocumare del Tuy apresaron a Luis Alfredo Ramírez Vegas (60), acusado de matar a cuchilladas a su ex pareja, Carmen Ivonne López López (50), porque ella decidió dejarlo.
El hecho se registró  tras una discusión en la vivienda número 22, del callejón Murachí, en El Cementerio, parroquia Santa Rosalía. El hombre una vez que le quitó la vida a Carmen Ivonne le robó dinero y el celular.

El director del Cicpc instó a las mujeres que son víctimas de maltratos para que no duden en denunciar a sus victimarios en la División Contra la Violencia de Género, y evitar que se repitan hechos como el ocurrido en la finca La Pradera y en El Cementerio.

También pidió a los directivos de las escuelas que soliciten charlas al referido despacho con la finalidad de llevar los conocimientos y la educación a los niños.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.