La Comisión también instó a los gobiernos a respetar la prohibición de la censura previa y abstenerse de “bloquear total o parcialmente” sitios de medios de comunicación o cuentas de particulares en redes sociales.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) exigió a los gobiernos de la región abstenerse de adoptar medidas que limiten la libre circulación de ideas y opiniones o restrinja el trabajo de los periodistas y activistas de derechos humanos.

“La información es poder”. Máxima atribuida al filósofo y escritor inglés Francis Bacon. Hoy más vigente ante la pandemia del COVID-19.

La institución considera que ambos grupos cumplen una función central durante la emergencia de salud pública: Informar y monitorear las acciones del Estado.

Los Estados no deben incluir a los comunicadores en las restricciones de circulación y tienen la obligación de permitir el acceso a las conferencias de prensa oficiales a todos los medios, sin discriminación por línea editorial, a excepción de las medidas necesarias para proteger la salud, según la instancia adscrita a la Organización de Estados Americanos (OEA) en la resolución que aprobó con motivo del coronavirus.

Los Estados, indica la CIDH– deben respetar la reserva de sus fuentes informativas y evaluar la situación particular de riesgo de los periodistas y trabajadores de la comunicación, establecer medidas de bioprotección adecuadas y facilitarles acceso prioritario a evaluar su propio estado de salud.

La Comisión también instó a los gobiernos a respetar la prohibición de la censura previa y abstenerse de “bloquear total o parcialmente” sitios de medios de comunicación o cuentas de particulares en redes sociales.

No se puede justificar la imposición de restricciones al acceso a Internet por motivos de orden público o seguridad nacional”, sentenció, al tiempo que demandó que se garantice el acceso a la información pública, de acuerdo a un reporte de Crónica Uno, iniciativa de la ong Espacio Público.

Cero persecuciones y liberaciones
En el caso de los activistas de derechos humanos, la Comisión instó a los gobiernos a abstenerse de perseguirlos o detenerlos.

También, la CIDH se pronunció a favor de los presos, para reducir el hacinamiento carcelario imperante en casi la totalidad de la región y evitar que el coronavirus haga estragos entre la población reclusa.

En el caso de que las autoridades establezcan estados de excepción o de emergencia, el organismo recordó que bajo los mismos se deben garantizar derechos como la vida, integridad personal, garantías judiciales y debido proceso, precisa la CIDH.

Aún asi, el organismo considera que Venezuela va en dirección opuesta. El portal cita el caso ocurrido al inicio de la “cuarentena social” decretada por el Gobierno a un equipo de Crónica Uno, al cual no se le permitió realizar su labor periodística en Catia, Caracas.

Días después, el periodista Darvinson Rojas fue aprehendido y permaneció más de diez días privado de libertad. Pero, tampoco se ha facilitado la labor de los

Tampoco se ha facilitado la labor de los activistas de derechos humanos. Prueba de ello es que la página web de la organización Acceso a la Justicia fue suspendida, debido a unas denuncias falsas, aseguraron directivos de esa agrupación que monitorea la labor del Poder Judicial.

Con información de Crónica.Uno




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.