(Foto archivo /EFE)

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) anunció este lunes que ha solicitado a Colombia poder visitar su frontera con Venezuela para evaluar la situación de la inmigración procedente de ese país, al tiempo que recordó que el cierre de fronteras no es la solución.

Así lo dijo el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, en la presentación de un informe del organismo sobre Venezuela donde se documenta el alarmante debilitamiento de la democracia y los derechos humanos en el país, que se ha intensificado durante los dos últimos años.

Preguntado por la decisión del Gobierno colombiano de endurecer los controles fronterizos, Abrão señaló que cada situación debe ser analizada de manera particular, pero recordó que los estándares interamericanos apuntan que el cierre de fronteras no es una solución al tema migratorio ni para la situación de desplazamientos forzados.

“No podemos pronunciarnos sobre esta situación en concreto hasta después de esa visita y también estamos dialogando con las autoridades colombianas sobre las respuestas que han sido construidas para manejar un desafío tan grande”, agregó.

Con la crisis han llegado a Colombia unos 550 mil venezolanos, a los que se suman 37 mil que cada día cruzan la frontera, muchos de los cuales lo hacen en busca de alimentos y medicinas.

La Comisión se ofrece a colaborar técnicamente con el Estado colombiano para la búsqueda de soluciones, y envía también un mensaje al resto de países de la región que están recibiendo migración venezolana, como Brasil, las naciones caribeñas o Perú.

“Es muy importante que los Estados que reciben a los migrantes también tengan medidas de protección a sus derechos”, subrayó Abrão.

Y enumeró algunas de esas iniciativas, como la regularización del migrante, las visas humanitarias, la asistencia social y la toma de medidas contra la discriminación de los ciudadanos del país receptor contra los inmigrantes.

La Comisión está a la espera de una respuesta del Gobierno colombiano sobre si autoriza la visita, y ha optado por esta vía tras la permanente negativa del Gobierno de Venezuela a permitirle entrar al país.

La CIDH, órgano autónomo de la OEA, no ha podido volver a Venezuela desde su visita de 2002, a partir de la cual publicó un informe crítico sobre la situación de los derechos y la democracia en el país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.