Embalse Pao Cachinche. Foto referencial

No son las lluvias las que están impidiendo la correcta potabilización del agua que se usa en Carabobo, sino el trasvase que se hizo al embalse Pao-Cachinche del lago de Valencia.

Por lo menos así lo considera Luis Fernando Arocha, coordinador de la Comisión de Aguas del Centro de Ingenieros del Estado Carabobo, quien declaró al programa En Contexto de la emisora Exitos.

Como se recordará, el secretario general del sindicato de trabajadores de Hidrocentro, Edward Zapata, aseguró que el aumento de la cantidad de agua de lluvias que llegan al embalse, impide que las plantas las puedan potabilizar al nivel requerido. Por eso el agua sale turbia por las tuberías.

Arocha sostiene que el embalse de Cachinche es el único del mundo que pasa todo el año rebosando agua. Y esto ocurre porque recibe un exceso de entrada de agua, como consecuencia que en el 2007 se ordenó el trasvase de unos seis mil litros del líquido por segundo, desde el lago de Valencia hacia ese reservorio.

En su opinión, ese trasvase fue lo que generó la contaminación que hoy presenta el embalse Pao-Cachinche, y lo que impide que la planta de tratamiento Alejo Zuloaga, que potabilizaba ocho mil litros de agua por segundo, solo pueda tratar dos mil 500.

Luis Fernando Arocha manifestó que esta cantidad de agua que se está potabilizando, no es suficiente par a abastecer ni siquiera a la Gran Valencia, que tiene más de dos millones de habitantes, por eso se está sectorizando.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.