Un rechazo generalizado entre la ciudadanía ha generado el hecho de que el gobernador Rafael Lacava haya instalado una imagen de un murciélago o un vampiro, en el cerro de El Trigal, a pocos metros de donde tradicionalmente ha estado la cruz que se enciende cada primero de diciembre, en señal del inicio de la temporada decembrina.

A través de las redes sociales un buen número de personas ha manifestado su oposición a que la imagen del Drácula, pueda sustituir a la de la cruz, pues esta es símbolo del cristianismo y por ende de la fe católica en nuestro señor Jesucristo.

Representantes de algunas asociaciones civiles fueron consultadas al respecto y también se mostraron en desacuerdo con la medida, por considerarla un irrespeto inaceptable hacia la iglesia católica y hacia los ciudadanos.

Rafael García Marvez, coordinador general de la Asociación de Columnistas de Carabobo, estima que evidentemente Lacava tiene una fijación contra la iglesia católica. El primer indicio la dio cuando tomó los espacios de la plaza Cristóbal Mendoza, que está al lado de la iglesia de El Viñedo, y mandó a instalar allí cualquier cantidad de figuras de Drácula, que representa el oscurantismo.

Y ahora intenta sustituir la figura de la cruz en el cerro El Trigal, por la de un vampiro. “Me parece que hay una intención de crear malestar a la iglesia”.

Rafael García Marvez

García Marvez le da una lectura adicional a este asunto. Piensa que el mandatario regional, en su afán de que no lo vinculen con el Psuv y el mal gobierno de Nicolás Maduro, hace lo que esté a su alcance para crear su propia marca, de manera que lo identifiquen como un Drácula.

Se mostró de acuerdo con el criterio expresado por el arzobispo, Reinaldo Del Prette, en el sentido de que si la figura se va a encender cada vez que ocurra una cosa buena en Valencia, que se mantenga encendida.

Carlos Cruz, presidente de la Academia de la Historia de Carabobo, declaró que el logo del Drácula que utiliza Lacava, tiene un triunfo y dos fracasos. El triunfo, según él, es que acabó con el símbolo del Psuv en  Carabobo.

Mientras que uno de los fracasos es con la iglesia católica, porque  a su entender no es casualidad esa fijación de querer colocar una imagen del mamífero volador al lado de inmuebles o símbolos pertenecientes a la iglesia católica, apostólica y romana.

“Ese intento no funcionará ante una institución con más de dos mil años de existencia”.

El otro fracaso será ante la historia pues, aunque se pretenda ocultar el escudo oficial del estado para la debida identificación de todo lo que haga en la entidad federal y también a próceres de la Independencia. La verdad es que al final estos volverán a su debido lugar.

Carlos Cruz

Aunque es presidenta de la Sociedad Amigos de Valencia, Subdelia Páez, viuda de Sevilla, prefirió declarar como valenciana, para rechazar la imposición de la figura de un vampiro al lado de la cruz en el cerro.

Estima que no debió instalarse la cuestionada figura, al lado de la santa cruz, símbolo del cristianismo.

Suddelia Páez considera que los recursos que se utilizaron en la elaboración de la figura, pudieron usarse para iluminar la ciudad porque está muy oscura, al punto que los ciudadanos ya no procuran salir de noche. La oscuridad no es solo en las calles de los barrios, sino en las principales avenidas de Valencia, y eso debe corregirse.

Algunos ciudadanos de Naguanagua también opinaron sobre el tema y rechazaron la instalación de la figura.

“Me parece que el gobernador exagera con su manía de creerse Drácula”, respondió Zulay Narváez, quien además indicó que la cruz del cerro El Trigal se enciende el primero de diciembre de todos los años, para el disfrute de todos los ciudadanos.

Diego Maldonado fue del criterio de que la gente no se debe hacer eco de esas cosas que hace el gobernador, porque eso es lo que él busca.

Mientras que Zoraida de Mijares dijo que es evidente que el mandatario regional creó una marca para promocionarse, porque todo lo llama dracu. “Claro que me parece mal que quieran sustituir a la cruz por un murciélago, eso no puede ser”.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.