Protesta de estudiantes de la UC . (Foto Cortesía)

Ellos solo quieren formarse y culminar sus carreras. Son estudiantes de la Universidad de Carabobo (UC) que hicieron todo lo posible para que se reactivaran las clases sin el apoyo del gobernador Rafael Lacava ni del Ministerio de Educación Superior.

Fue gracias a la gestión de profesores, alumnos, y toda la comunidad universitaria que se adquirieron implementos de bioseguridad para iniciar las actividades semi presenciales.

“Sin el apoyo de entes privados no hubiésemos logrado esto, somos pioneros en el país al reincorporarnos en las prácticas profesionales y las materias que son de laboratorio”, aseguró el presidente de la Federación de Centros Universitarios (FCU-UC), Marlon Díaz, durante la protesta que realizó junto a un grupo de alumnos, la mañana de este lunes, en las afueras de la sede del Ministerio de Educación Superior, ubicada al norte de Valencia.

Las clases en la UC ya se reactivaron en la Facultad de Ciencias de la Salud, en las carreras de Medicina, Enfermería y Bioanálisis, mientras que en el resto comenzarán paulatinamente desde el 1 de marzo.

Deserción de más de 60%

La crisis en la institución está presente en todos los ámbitos. Menos de un millón de bolívares es el monto correspondiente a las becas estudiantiles de la UC, lo que ha redundado en la deserción de más de 60 % de los alumnos.

“Desde la FCU y la Confederación de Estudiantes de Venezuela nos hemos dado a la tarea de seguir reclamando y elevando la voz, seguimos luchando por nuestras reivindicaciones, por una beca para la que no se utilice el carné de la patria y que no usen la educación superior como un mecanismo de control social”.

Durante la protesta, no fueron recibidos por nadie porque la oficina estatal estaba cerrada pese a la flexibilización de la cuarentena, aplicada en todo el país por esta semana.

Para Díaz, está situación es ilógica. “No les dan respuesta a los estudiantes de las casas de estudio y ellos se inventaron su 7X7. El ministerio se encuentra totalmente cerrado, hemos visto a madres que han venido para tratar de solventar problemas de inscripción de sus hijos y, como siempre no responden, porque este es un régimen que no trabaja”.

Alertó que no tienen becas dignas, transporte ni comedor, mientras que los profesores no reciben un sueldo digno para llegar a las aulas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.