Foto Referencial
COMPARTE

“¿Aló? Necesito un policía porque ordené un plato de mariscos y era muy pequeño. Necesito que venga alguien”.

Esta fue la razón por la que un vecino de Port Saint Lucie, Florida, llamó al 911 el lunes pasado, y terminó arrestado y acusado de uso indebido del número telefónico de emergencias.

Nelson Agosto, de 51 años, ordenó un plato de almejas en Crabby’s Seafood Shack, un restaurante de Stuart, y después de comérselo se negó a pagarlo porque era “extremadamente pequeño”.

Fue entonces cuando llamó al 911 pidiendo que un policía llegara al lugar para ayudar a resolver la disputa.

Con información de Nuevo Herald




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.