Foto: (Referencial)
COMPARTE

Misael López, ex funcionario de la embajada de Venezuela en Iraq, denunció la presunta venta de visas y pasaportes venezolanos en esa sede diplomática en Bagdad.

Desde julio de 2013 hasta septiembre de 2015, López fue consejero de la embajada. Contó que en sus primeros días en Bagdad, el embajador Jonathan Velasco lo dejó a cargo de un sobre muy importante. “El embajador me pidió que subiera a su habitación y allí me entregó un sobre contentivo de las visas y los pasaportes. Me dijo ´cuídalo mucho que ahí tienes un millón de dólares en tus manos´. Luego me explicó que en Iraq la gente pagaba mucho dinero por una visa o un pasaporte”, reveló en el programa Conclusiones de CNN en Español.

Pensaba que el sobre del millón de dólares era un chiste, pero un mes después una empleada le dijo que en la embajada se vendían documentos venezolanos. Ella supuestamente ya había ganado miles de dólares y él también podría hacerlo.

Al parecer las proposiciones de la empleada no se detuvieron. Según contó López en una oportunidad la mujer le ofreció una parte del pago para sellar visas a un grupo de sirios. “Por una semana ella me estuvo insistiendo en emitir 13 visas para un grupo de sirios que se encontraban en Dofus, una provincia de Kurdistán y estaban dispuestos a pagar 10 mil dólares cada uno por las visas”. El motivo: supuestamente querían ir al mundial de fútbol que se celebraría en Brasil.

López decidió iniciar una investigación. Lo primero que hizo fue revisar el escritorio de la empleada y ahí se encontró un sello oficial venezolano que se usa para aprobar visas y encontró un papel con el emblema oficial venezolano. La mujer que trabajaba como intérprete, no estaba autorizada para tener ese material. Al final decidió despedirla.

Este abogado y policía venezolano dijo que no tiene otro documento que confirme las acusaciones, pero sostiene que los pasaportes que ha encontrado expedidos a personas vinculadas con el lavado de dinero, terrorismo y narcotráfico son prueba suficiente.

Pero ¿cómo un pasaporte venezolano podría ser de gran ayuda a grupos subversivos?. El pasaporte venezolano permite la entrada sin visa a más de 130 países, aunque Estados Unidos no es uno de ellos. Sin embargo, ahora mismo podría haber criminales y terroristas viajando desapercibidos con pasaportes venezolanos legítimos que se vendieron a todo aquel que los quiso comprar.

López reveló que le ofrecieron en Iraq hasta 15 mil dólares por una visa. “Para ellos no importa si quien tiene los 15 dólares es un terrorista o es una anciana que quiere pedir asilo en Europa, si tienes el dinero y puedes pagar por ello se hace el negocio”, señaló.

El ex funcionario venezolano en la búsqueda de pruebas, halló una lista de 20 nombres árabes con sus correspondientes números de pasaportes y cédulas de identidad venezolana. Muchos tienen números consecutivos.

Un agente de inmigración venezolana dijo a CNN que los pasaportes son válidos, están activos, y sin restricciones. Al verificar los números de cédula, éstos pertenecen a otras personas. Colocaron el ejemplo de Atif, quien tiene una cédula que pertenece a alguien llamado José y vive en el estado Cojedes. Lo mismo ocurre con 20 de 21 cédulas revisadas.

López encontró a un hombre condenado por narcotráfico que según su documento de identificación nacional iraquí había nacido en Basra, pero también tenía un pasaporte venezolano donde aparece que nació en Maracaibo, Venezuela. Además tenía dos cédulas venezolanas de distintos números.

Tras recopilar todas las pruebas envió un informe al embajador Velasco, pero recibió amenazas de despido. Allí decidió enviar los correos electrónicos a la canciller Delcy Rodríguez denunciando la expedición fraudulenta de visados, certificados de nacimiento y otros documentos venezolanos, pero aún espera una respuesta.

También contactó al FBI en la embajada de Estados Unidos en Madrid y un agente se reunió con López, éste envió un informe a Washington.

A finales de 2015, López fue destituido de su cargo. Desde Toledo en España, afirmó que no tiene empleo, ni dinero, está lejos de su familia y enfrenta una investigación por la revelación de asuntos reservados confidenciales o secretos. Pero dijo que no se arrepiente porque considera que hizo lo correcto al denunciar la venta de pasaportes por parte del Gobierno venezolano.

Puedes leer la entrevista completa aquí




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.