CNP Carabobo
(Foto archivo)
COMPARTE

@LABC7 | lborrero@el-carabobeno.com

En países democráticos no pueden existir solo medios de propaganda. Pero en Carabobo la realidad es otra. La secretaria seccional del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), María Torres, lo califica como una situación muy difícil. “Hemos intentado hablar con los dueños”, pero reconoce que hay una intención superior en ellos: mantener o complacer al Poder. Y en el medio, casi en la mayoría de las veces, están los periodistas.

Este viernes el CNP mudó su sede. No fue la tradicional ubicada en la avenida Las Ferias, sino en Los Colorados, en la sede del canal Ecovisión. Desde allí se presentó el balance de gestión de la junta directiva del gremio. A partir de enero, y por un tiempo que no se aclaró en la conferencia de prensa, su centro de operaciones será esa. Cuatro robos en 2016 obligaron a la junta directiva a tomar la decisión de mudarse. La nueva sede es más céntrica y mejor, dijo.

La presión contra periodistas y su libertad de ejercicio debe parar, pidió Torres. Se mostró preocupada ante una situación que, en términos prácticos, no puede cambiar sin denuncias. Y estas no se reciben en el CNP. Por ello Torres animó a los profesionales oprimidos a que, aunque sea de manera anónima, se acerquen al gremio a expresar sus casos.

El cambio de medios en la región ha sido fundamental en la libertad de prensa. El Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) determinó en su informe “Propietarios de la Censura en Venezuela”, contabilizó que 25 empresas dedicadas a la comunicación sufrieron cambios dramáticos en su manera de ejercer el periodismo desde que fueron vendidas en un período de cinco años. Prohibición de mencionar fuentes, veto de personalidades y cambios bruscos en la política editorial con la intención de favorecer al Poder fueron los principales hallazgos.

Otro punto pendiente para el CNP en Carabobo es luchar contra los bajos salarios. En el último secretariado nacional se aprobó un nuevo tabulador, recordó Torres. Prometió que a partir del próximo año comenzará una gira por los medios de la región para que se conozca el documento y que así los periodistas mal pagados puedan tener una herramienta para defenderse ante la estanflación de la economía.

En términos de agresiones, Torres mencionó dos casos que le fueron denunciados al CNP en 2016. El primero en una protesta en la refinería El Palito, durante una protesta de vecinos. El segundo, la de un reportero golpeado en las inmediaciones del Consejo Nacional Electoral. Sigue una tendencia a la baja luego de las manifestaciones de 2014. En ningún caso Torres dijo las fechas exactas de los incidentes. Otros organismos, como IPYS, documentaron cuatro casos durante 2016 que afectaron la libertad de prensa.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.