(Foto cortesía)

El alcalde de Valencia, Miguel Cocchiola, señaló que la ciudadanía no quiere “cronogramas rojos” sino que se le suministre el líquido vital que desde hace un mes no reciben, luego de la explosión de la planta potabilizadora Pao-La Balsa.

Cocchiola indicó que los valencianos no sólo padecen la problemática del agua sino también la de la luz, el gas, alimentación, gasolina, entre otras. “Los venezolanos, los valencianos, lo que queremos es vivir tranquilos, progresar, cumplir con nuestro papel de padres, esposos, hermanos, vecinos, hijos de Dios, sin que cada pequeño acto del día a día sea una hazaña”

La primera autoridad del municipio recalcó que estos cronogramas no resuelven la situación por completo debido a que se limita los días en el que la población puede asearse, cocinar y efectuar sus labores cotidianas.

El burgomaestre aseguró que la coyuntura del agua en Carabobo ha generado un fuerte impacto en el bolsillo de los valencianos, quienes se ven obligados comprar botellones y pagar por un camión cisterna en vez de adquirir los productos básicos de la canasta alimenticia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.