HIstórico y sorprendente.  Así calificó Liliana Ortega, directora ejecutiva de la ONG Cofavic, la decisión del fiscal de la Corte Penal Internacional, Karim Khan, de cerrar la fase preliminar y abrir investigaciones por delitos de lesa humanidad en Venezuela.

Según Ortega, esta decisión, inesperada, ratifica el  criterio de la fiscalía de la CPI de que hay criterios razonables para creer que en el país se han cometido crímenes de lesa humanidad, imprescriptibles, de una gravedad superior a las denominadas violaciones de Derechos HUmanos. «Era una decisión que esperábamos para el primer trimestre del próximo año. Seguramente el fiscal tiene información que no tenemos nosotros y que lo llevaron a tomar esa decisión».

En declaraciones a Unión Radio, Ortega aclaró varios puntos. Primero: se trata de un proceso jurídico riguroso, que implica una serie de trámites. «Es un recorrido importante, un aliento para la justicia, para concretar la esperanza de las víctimas y hay que conocerlo y transitarlo».

Ortega aseguró que todas las partes, incluido el Estado venezolano, tendrán garantías judicial, al debido proceso. Allí podrán interponer los recursos que sean necesarios, dijo en alusión a los señalamientos de Diosdado Cabello, quien dijo que enfrentarán la decisión del fiscal de la CPI; y de Maduro, quien no comparte la decisión de iniciar la investigaicón.

Para la activista, lo importante es que es un paso decisivo que el fiscal haya reconocido que en Venezuela se han cometido crímenes de lesa humanidad y que se abre la fase de investigación. En el inicio de la fase de investigación, la CPI y el gobierno firmaron un memo de entendimiento que lo que busca es darle facilidad al fiscal Khan para que pueda investigar.

Aún no se conoce en cuáles casos se centrará la investigación y qué pruebas se podrán pedir, lo que sí está claro para Ortega es que el Estado venezolano tendrá que cooperar.

Ortega pidió además que las ONG y los medios de comunicación promuevan que las víctimas tengan expectativas justas. «Este es un camino de investigaicón en una instancia internacional, que es un camino largo, no exento de obstáculos. No todos los casos pueden llegar a un tribunal internacional, pero los que puedan llegar iluminarán sus historias, sus vidas  y darán un mensaje de justicia y de no repetición, que es lo más importante para toda la sociedad».

Las víctimas deben estar preparadas, porque de lo contrario Ortega avizora una revictimización, la creación de galsas expectativas que harán más daño a quienes ya han sufrido bastante. «Es un proceso de altísimo nivel jurídico que hay que preparar y conocer, tener paciencia sobre los pasos y el contexto procesal en el que va a desarrrollarse».

La fecha sobre la cual se comenzará a investigar aún no está clara. Es potestad del fiscal de la CPI, quien tiene autonomía y un equipo de especialistas muy preparados, que debe ir delineando lo que serán sus investigaciones y en cuáles casos se focalizará. Ellos requerirán documentación, pruebas, incluso aspectos forenses que manejarán con sus peritos, del más alto nivel de competencia.

Pese a que el anuncio de Khaan fue sorpresivo, inesperado y rápido, Ortega sabe que lo que viene son procesos lentos que no darán resultados de la noche a la mañana.

También aclaró que la diferencia entre la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Penal Internacional, es que la primera establece responsabilidades sobre los estados. Las segunda lo hace sobre los individuos. En estos casos hay que establecer diferencias claras entre crímenes lesa humanidad y violaciones graves de Derechos Humanos. Los máximos responsables deben ser sancionados y el estado tiene la pelota en su cancha para investigar, pero no para dar condenas solamente a los  responsables directos, debe ir a los máximos responsables.

Unión Radio




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.