pruebas covid-19
Foto: Cortesía

La exigencia de los laboratorios clínicos privados es clara. Ellos piden al Ejecutivo que informe si desde esas instituciones se pueden realizar pruebas  de COVID-19, para contribuir con la contención de la pandemia.

Se trata de análisis como la de detección de antígenos, o la de anticuerpos y los inmunodiagnósticos. “Hemos pasado de una centralización en el Instituto Nacional de Higiene, a una realidad muy confusa últimamente porque no sabemos cuáles son los centros que se están montando para las PCR, y necesitamos clarificar si los laboratorios privados pueden realizar las otras pruebas de COVID-19”, alertó el presidente del Colegio de Bioanalistas en Carabobo, César Sánchez.

Para él, en Venezuela solo hay dos maneras de hacerle frente al coronavirus: con las medidas de prevención que ya todos conocen y que no se deben relajar, y con los diagnósticos oportunos que permitan evitar más contagios. “Nuestro sistema de salud es precario y no hay ni medicinas. Por eso es que enfermarse y propagar el virus por desconocimiento de haberlo contraído, es nuestro peor escenario”.

Reiteró que mientras existan más profesionales del bioanálisis realizando pruebas de COVID-19, mejor se podrá combatir la enfermedad que sigue en pleno desarrollo. “La crisis de la pandemia no está superada para nada, en este momento existe una tercera ola que está azotando el mundo entero”.

Sin reactivos ni insumos en laboratorios públicos

El drama no es exclusivo de las pruebas de COVID-19 en Carabobo. Hay otras patologías que no se están atendiendo oportunamente porque en los laboratorios del sistema público de salud, no hay reactivos ni insumos.

Es una crisis que tiene años en la entidad, sin que se den respuestas favorables. “Debemos ser serios, exigimos que haya mejor dotación, no solo para montar las pruebas de COVID-19, sino para el resto de los exámenes que se deben seguir realizando, porque hay otras enfermedades y pruebas de laboratorios que deben estar a disposición de familiares y pacientes”.

Es por esto que se sigue observando a quienes salen de los hospitales con tubos de ensayo llenos de sangre, se montan en transporte público y caminan largos tramos tratando de conseguir un laboratorio público para realizar determinado análisis. Es un proceso que incide en la falta de diagnóstico a tiempo porque hay resultados que los especialistas necesitan de inmediato.

Y es en centros privados donde suele haber disponibilidad para más exámenes, pero no todos tienen el poder adquisitivo para pagar por ellos. “Es decir, que la salud en Venezuela dejó de ser un derecho tal como lo establece la Constitución”.

La solicitud del Colegio de Bioanalistas de Carabobo es al Ejecutivo, para que establezca mesas reales de trabajo entre gremios y sociedades científicas para conseguir solución a esta crisis.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.