(EFE)
COMPARTE

El ministro de Agricultura de Colombia, Aurelio Iragorri, admitió hoy que se podrían haber dado casos de corrupción en la entidad que regula el movimiento de ganado al reconocerse como colombianas reses venidas de Venezuela, práctica que estaría ligada al brote de fiebre aftosa detectado en el país.

“¿Qué puede haber unos casos aislados de corrupción? Sí, y vamos a buscar la forma de presentar esos casos donde requerimos el apoyo de una investigación adicional”, señaló Iragorri en una entrevista con Blu Radio.

El pasado junio el Gobierno colombiano detectó un foco de fiebre aftosa en una hacienda ganadera del departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela, que se expandió a otras regiones del país y obligó a sacrificar cientos de reses.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) decretó cuarentena en más de una decena de municipios, entre otras medidas de seguridad, para tratar de controlar una enfermedad que, pese a no ser peligrosa para los humanos, es muy perjudicial para la industria ganadera.

Iragorri, quien resaltó que la “reputación sanitaria” del país no está de capa caída, sí reconoció que se podrían haber dado prácticas corruptas “de manera excepcional” entre algunos funcionarios del ICA que, presuntamente, habrían expedido “guías de movilización” de ganado identificándolo como colombiano cuando en realidad venía de contrabando desde Venezuela.

“Corrupción de algunos funcionarios en el ICA de manera excepcional que puedan expedir guías de movilización de animales diciendo que son colombianos (…) que realmente son de contrabando. Ese tipo de hechos”, precisó.

A diferencia de la mayoría de países de Latinoamérica, Venezuela no tiene controlada esta enfermedad animal, factor que según las autoridades sanitarias la convierte en un “riesgo” para sus vecinos, como Colombia, que hasta la detección del brote era considerado un Estado “libre por vacunación”.

“Incrementamos el riesgo cada vez que un animal viene de contrabando de Venezuela en atención a que Venezuela no es libre de aftosa y desde 2014 no hace ningún reporte de las actividades para el control de la enfermedad”, agregó.

Finalmente, el responsable de la cartera de Agricultura señaló que se ha pedido ayuda a la Fiscalía para “agilizar” el proceso de investigación.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.