El presidente colombiano Iván Duque (7-L) marchando junto al Ministro de Defensa de Colombia Diego Molano (6-L) y altos funcionarios de las Fuerzas Armadas durante la inauguración del Comando Contra el Narcotráfico y Amenazas Offshore ( CONAT) en la base de Tolemaida en el departamento de Cundinamarca, Colombia el 26 de febrero de 2021. AFP

El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este viernes la entrada en operaciones de un comando de élite de 7.000 militares que perseguirá a los rebeldes, que se financian con el tráfico de drogas y otras actividades y que enfrentará el terrorismo transnacional.

Rodeado de helicópteros, tanques de guerra y cientos de soldados, el mandatario describió como “histórica” la creación de esta fuerza.

“Nace con el propósito de doblegar, de golpear y de someter las estructuras del narcotráfico y de las amenazas transnacionales ligadas a la explotación ilegal de minerales, al tráfico de especies, de personas y, por supuesto, a cualquier forma transnacional de terrorismo”, declaró eufórico Duque, desde el fuerte militar de Tolemaida (centro).

El presidente aseguró que el comando perseguirá “sin contemplación” al Ejército de Liberación Nacional (ELN), la última guerrilla activa reconocida en Colombia, bandas narco, así como a exguerrilleros de las FARC que se apartaron del acuerdo de paz firmado en 2016.

“¡Soldados! Es una lucha moralmente necesaria, moralmente correcta (…) ¡Vamos por la defensa de Colombia!”, instó.

Aunque esta vez no se refirió a Venezuela, cuando anunció este comando, el 8 de febrero, aseguró que sus efectivos irían tras “objetivos de alto valor” que encontraron refugio en ese país con la supuesta complicidad del gobierno chavista.

El gobernante no mencionó ni ahora ni entonces una acción directa o encubierta en territorio venezolano.

El presidente Nicolás Maduro negó en su momento las acusaciones y llamó a sus fuerzas armadas a limpiar los “cañones de los fusiles” y estar listos para “contestar si Iván Duque se atreve a violar la soberanía” de su país.

En 2008 Colombia ordenó una operación que mató a uno de los líderes de la extinta guerrilla marxista de las FARC en suelo ecuatoriano, lo que desató una grave crisis diplomática con Quito.

El alto mando militar de Colombia sostiene que en la actualidad unos 1.400 miembros de los grupos armados que enfrenta se mueven en ambos lados de la frontera de más 2.200 kilómetros.

Venezuela rompió relaciones con Bogotá en febrero de 2019, luego que Duque reconociera al opositor Juan Guaidó como presidente interino de ese país.

Disidentes de las FARC, ELN y bandas narcotraficantes de origen paramilitar se disputan en la actualidad las rutas para exportar cocaína, las rentas de la minería ilegal y la extorsión en Colombia, que atraviesa la peor oleada de violencia desde el desarme de las FARC.

La fuerza de élite será comandada por el brigadier general Juan Carlos Correa.

“La meta es combatir el narcotráfico por aire, tierra y mar sin tregua”, advirtió el ministro de Defensa, Diego Molano. AFP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.