OEA: cierre de fronteras lleva a venezolanos a huir por trochas o por el mar
/ Foto: Cortesía

La Gobernación de Norte de Santander mantiene la Operación Muralla que inició en octubre del año pasado, con el fin de controlar el paso por las trochas, por donde centenares de personas cruzan la frontera entre Cúcuta y las ciudades venezolanas de San Antonio del Táchira y Ureña.

Víctor Bautista, secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, afirma que, a pesar de intentar frenar el ingreso de migrantes venezolanos por los pasos ilegales, han evidenciado que eso no cambiará, pues la población necesita abastecerse de alimentos, medicinas, servicios de salud, entre otras cosas.

Indicó que un flujo de cinco mil a siete mil personas semanales es complicado de solventar, solo con el apoyo del departamento, ya que hace falta ayuda del Gobierno Nacional y de la cooperación internacional, reseñó La Nación.

Yo mismo he ido a las trochas y he visto niños convulsionando, o sea unos casos muy complejos. El control migratorio no es solo un problema de seguridad, sino de una crisis humanitaria que es incontenible, añadió el funcionario.

La iniciativa forma parte del plan Frontera Segura y Regulada, con el que las autoridades colombianas quieren frenar la mafia de los trocheros.

La Policía Metropolitana de Cúcuta ya tiene identificados 39 pasos irregulares distribuidos entre Puerto Santander, Cúcuta y Villa del Rosario.

Criminalidad en el cruce

El general Ramiro Castrillón, comandante de la Región Número 5 de la Policía y oficial encargado de la zona, señaló que funcionarios están haciendo una verificación por las diferentes trochas, por donde hay información sobre personas pasando pendularmente, especialmente con contrabando de combustible.

A pesar de las restricciones sanitarias por la COVID-19, centenares de venezolanos intentan regresar a su país a diario y otros buscan la manera de salir hacia Colombia ante el deterioro de la situación en la nación caribeña.

Según las autoridades de Norte de Santander, los migrantes que llegan a Cúcuta son atendidos en un campamento instalado en el puente internacional de Tienditas por el gobierno regional y organismos internacionales, así como por misioneros de la orden de los scalabrinianos que se ven desbordados por el aumento del flujo de personas.

Migración Colombia señala que, con corte al 30 de julio, en el país había 1,7 millones de venezolanos, de los cuales 195.079 están radicados en Norte de Santander.

Con información de La Nación




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.