(Foto Referencial).

Colombia, México, Panamá y Estados Unidos acordaron hoy en Cartagena de Indias ampliar la cooperación internacional y el intercambio de información sobre funcionarios venezolanos corruptos y sus redes de apoyo para combatir ese delito en el país petrolero.

Altos funcionarios de las carteras económicas de estos cuatro países reconocieron la importancia de la cooperación internacional para combatir las redes de financiación ilícitas que respaldan el régimen represivo del presidente venezolano, Nicolás Maduro, según una declaración conjunta.

Explicaron además que “el régimen” de Venezuela usa alimentos y ayuda humanitaria como un arma para el control social. También condenaron el robo de fondos de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), encargados de la distribución de alimentos a las familias venezolanas inscritas en ese sistema, y compartieron información financiera sobre redes de corrupción que se están beneficiando a costa del sufrimiento del pueblo.

El ministro de Hacienda de Colombia, Mauricio Cárdenas, dijo que la conclusión de la reunión es que la población venezolana está pasando hambre a expensas de la corrupción del régimen. “El hambre en Venezuela es producto del robo de recursos por parte de organizaciones criminales que están perjudicando a la población venezolana”.

El subsecretario del Tesoro de Estados Unidos, Marshall Billingslea, afirmó que este grupo de países está haciendo frente a un comportamiento que calificó como de los más horrendos y aseguró que se trata de un crimen contra la humanidad. “Hemos visto funcionarios del régimen que están reemplazando productos populares como la leche en polvo en el programa CLAP con ítems que no tienen ningún valor nutritivo”.

Billingslea añadió que le rompe el corazón ver que un país que tiene tantos recursos naturales y humanos sea lanzado al abismo por esta cleptocracia. “Ellos roban del programa CLAP en 4 o 5 etapas, lo primero que hacen es que mueven el dinero a una entidad gubernamental venezolana y luego le dan un contrato a una persona que está dentro del régimen, por lo que no hay ningún tipo de transparencia comercial”.

Lee también: La entrega de hasta cinco cajas Clap por casa se detectó durante auditoría

“Esa persona que hace parte del régimen, después vende el contrato a unas cuantas empresas y obtiene un beneficio y estas empresas más adelante subcontratan para producir las cajas de alimentos, pero estos subcontratos tienen un sobreprecio”, detalló Billingslea.

Una vez que las cajas están producidas se las dan a compañías transportadoras, que tienen que pagar sobornos para poder llevar la comida a los puertos, prosiguió el funcionario estadounidense. “A partir de allí empeora, porque cuando llega la comida a los puertos (venezolanos) las fuerzas militares cogen las cajas con los alimentos, sacan lo que quieren y lo venden en el mercado negro y solamente una fracción de la comida es lo que llega a los venezolanos que se están muriendo de hambre”.

Cárdenas dijo que aparte del seguimiento al tema alimentario, en Venezuela hay otras líneas de investigación que son preliminares y están asociadas a la corrupción, lavado de activos, que son muy promisorias pero están en proceso de investigación.

Esta es la cuarta vez que el grupo se reúne. El próximo encuentro, sin fecha establecida aún, se realizará en Washington y se espera se sumen España y Argentina.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.