(Foto Referencial)

Un comandante de la policía de Rio de Janeiro fue abatido este jueves a balazos, convirtiéndose en el agente de mayor grado, de un total de 112, en perder la vida este año en ese violento estado brasileño.

El coronel Luiz Gustavo de Lima Teixeira, de 48 años y 26 de servicio, se encontraba junto a un compañero cuando “criminales armados dispararon varios tiros en dirección al auto que ocupaba”, informó la Policía Militar (PM) en un comunicado.

El incidente, definido en la nota como una “tentativa de asalto”, ocurrió al final de la mañana del jueves en el barrio de Meier, situado en la zona norte de Rio.

Lima Teixeira dirigía desde hace más de un año el Tercer Batallón de la PM, la fuerza encargada de la seguridad pública, que en Brasil depende de cada estado.

Herido de gravedad, el comandante llegó a ser atendido en el Hospital Salgado Filho, donde falleció, en tanto que el agente que conducía el auto -también alcanzado por las balas- logró sobrevivir.

Según el diario O Globo, ambos circulaban en un vehículo oficial pero sin identificación cuando se cruzaron con un auto del que bajaron varios individuos. Se desató entonces un tiroteo que dejó hasta 17 disparos en el vehículo policial.

Medios brasileños definieron el hecho como un “atentado”.

La muerte de Teixeira eleva a 112 el número de agentes fallecidos en lo que va de año en el estado de Rio, preso desde hace meses de una guerra brutal entre fuerzas de seguridad y traficantes que se disputan además entre sí el control del negocio de las drogas.

“Estamos en las calles, somos víctimas de una violencia que alcanza a todos los ciudadanos. Perdemos nuestros bienes y también nuestras vidas. El coronel Teixeira murió luchando”, afirmó el portavoz de la PM, Ivan Blaz, a O Globo.

La Policía Militar de Rio de Janeiro es una de las que más muertos padece, pero también de las que más mata de Brasil. Sus agentes mataron a casi 8.000 personas en la última década, 645 en 2015 y más de 900 en 2016, la mayoría en operativos en las empobrecidas favelas, según cifras del Instituto de Seguridad Pública del estado.

Organizaciones como Human Rights Watch (HRW) han denunciado el aumento de abusos por parte de la policía brasileña, especialmente en esos barrios, donde los constantes tiroteos y muertos por balas perdidas demuestran que el programa de pacificación iniciado en 2008 hace aguas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.