El comerciante de origen colombiano, Luigi Ponce de León, de 34 años de edad, fue hallado muerto a puñaladas dentro de su residencia ubicada en el barrio Sucre, de Petare, municipio Sucre.

Sus familiares tenían tres días sin saber de él y en vista de que no podían comunicarse fueron a buscarlo al anexo donde vivía alquilado. La dueña del inmueble les abrió la puerta y lo encontraron sin vida. Había recibido dos cuchilladas en el cuello y una en el intercostal derecho.

Presumen que el móvil del crimen fue el robo porque sustrajeron el televisor plasma, una laptop, dinero en efectivo y otros bienes del comerciante.

La puerta no estaba violentada, los vecinos no escucharon ruido alguno y las autoridades presumen que el victimario era conocido de la víctima.

De León era oriundo de Barranca Bermeja, a orillas del río Magdalena, aquí se dedicaba a la venta de diferentes tipos de mercancías y fue ingresado a la morgue como persona no identificada porque no portaba ningún tipo de documento.

El hombre había adquirido la nacionalidad venezolana en un operativo público que hizo el Saime, pero cuando trataron de corroborar sus datos en el referido organismo, no apareció registrado.

No posee cédula de identidad ni pasaporte colombianos y sus familiares están haciendo diligencias para obtener dichos documentos y poder retirar el cadáver de la morgue.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.