Decenas de venezolanos participaron hoy en varias manifestaciones que estuvieron motivadas, al igual que cuando comenzaron la semana pasada, por el deterioro de los servicios públicos, así como por la pérdida del poder adquisitivo debido a la hiperinflación y la crisis en general.

Solo en Caracas se registró una decena de pequeñas protestas que estuvieron encabezadas por trabajadores de la Salud y por vecinos de varias comunidades que reclamaron al Gobierno de Nicolás Maduro por la falta de agua potable y las pésimas condiciones del transporte público.

Habitantes del oeste de la capital venezolana denunciaron que en algunos sectores de estas zonas el agua no llega desde hace dos meses y cerraron por tres horas vías del centro de la ciudad, sede de los poderes públicos.

En tanto que en la localidad de Baruta (este) otro grupo de ciudadanos cortó calles y esparció obstáculos en la vía para exigir un suministro regular de agua y un mejor servicio de transporte público.

Hidrocapital informó el domingo que tras la ejecución de labores correctivas el servicio de agua potable en Baruta y el municipio Libertador de Caracas se normalizaría de forma progresiva, aunque en el pasado se han hecho anuncios similares y la situación ha empeorado.

Además de estas protestas, los caraqueños demandaron este lunes un mejor y más económico servicio de transporte público.

En Chacaito (este) cortaron calles por el aumento del pasaje urbano así como por la falta de unidades para cubrir las rutas en Caracas.

José Luis Trocel, uno de los portavoces de los conductores, dijo a la emisora privada Unión Radio que hay un colapso del sistema en el país y que la paralización alcanza 90 %.

Protestas similares se registraron en los cuatro puntos cardinales del país petrolero por los mismos motivos y por otros como las interrupciones en el servicio eléctrico, más comunes en los estados del interior.

Varios medios locales y ciudadanos dieron cuenta de estas manifestaciones a través de las redes sociales donde se divulgaron numerosas fotografías y vídeos que mostraban a las personas cortando calles, portando pancartas y coreando consignas para exigir soluciones a sus problemas.

Estas manifestaciones se suman a las que han venido desarrollando desde la semana pasada los gremios de enfermeros y docentes universitarios del país, quienes reclaman mejoras salariales y de condiciones de trabajo.

“Hoy continuamos en paro indefinido”, dijo la presidenta del Colegio de Enfermeros de Caracas, Ana Rosario Contreras, a periodistas desde una protesta en las cercanías de la Maternidad Concepción Palacios de la capital venezolana.

Contreras aseguró que ya son 26 los hospitales de Caracas que se han unido a estas protestas iniciadas el pasado lunes, y que además en el resto los estados del país los centros de salud también se están sumando a “este paro”, que consiste en solo atender emergencias, urgencias e inmunizaciones.

“El gremio médico se adhirió a este paro, los bionalistas se están pronunciando (…), esto es (por) una sencilla razón señor presidente Maduro: la tormenta salud amenaza con convertirse en un huracán porque las bases de los trabajadores del sector salud señor Nicolás Maduro nos estamos muriendo de hambre”, agregó.

Los enfermeros y demás representantes del sector salud allí presentes hicieron un llamado a los venezolanos para que se unan a estas demandas de mejores salarios y una solución a la crisis económica, pues, indicaron, es algo que afecta a los distintos sectores de la sociedad.

Los estados fronterizos con Colombia, Zulia y Táchira, también registraron protestas de médicos y enfermeros.

Lo mismo ocurrió en Lara, Mérida (oeste) y Bolívar (sur).

El presidente de la Comisión de Desarrollo Social de la Asamblea Nacional (AN), el opositor José Manuel Olivares, reiteró el llamado a todos los gremios para que apoyen estas demandas.

Venezuela, el país con las mayores reservas de petróleo en el planeta, padece una severa crisis económica que se traduce en escasez de casi todo e hiperinflación, lo que hace aún más difícil el acceso a la cada vez menor oferta de pro




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.