El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. (foto referencial)
COMPARTE

Varios periodistas del diario turco Cumhuriyet, muy crítico con el presidente Recep Tayyip Erdogan, rechazaron las acusaciones de colaborar con organizaciones “terroristas” en el primer día de un juicio que provoca inquietud sobre la situación de la libertad de prensa en Turquía.

Para los defensores de los derechos humanos, el caso refleja la erosión de las libertades que azota al país desde el golpe de Estado fallido del 15 de julio de 2016, al que siguieron purgas masivas contra círculos críticos con el poder, representantes electos prokurdos, oenegés y medios de comunicación.

En total, 17 periodistas, dirigentes y otros colaboradores actuales o pasados de Cumhuriyet, fundado en 1924, están acusados de haber ayudado a varias “organizaciones terroristas armadas” y podrían ser condenado a hasta 43 años de cárcel.

Pero Cumhuriyet (“República”), un periódico que se ha forjado una sólida reputación sacando a la luz escándalos del poder, denuncia un proceso político para acabar con uno de los últimos órganos de prensa independientes de Turquía.

Cumhuriyet “no tiene ninguna relación, ni contacto ni vínculos con organizaciones prohibidas, el terrorismo o grupos terroristas. La única actividad de este periódico es el periodismo”, declaró ante el tribunal el director del diario, Akin Atalay, uno de los acusados

Además de Atalay, varias figuras del periodismo turco se sentaron el lunes en el banquillo de los acusados, entre ellos, el columnista Kadri Gürsel, el periodista de investigación Ahmet Sik, la caricaturista Musa Kart y el redactor jefe Murat Sabuncu.

Once de los acusados están en detención preventiva, la mayoría desde hace casi nueve meses.

También está acusado Can Dündar, exredactor jefe de Cumhuriyet, que en 2014 publicó un artículo en el que afirmaba que el gobierno turco entregaba armas a los islamistas en Siria. Está exiliado en Alemania y será juzgado en ausencia.

– ‘Una prueba para Turquía’ –
Según el acta de acusación, los periodistas habrían colaborado con una o varias “organizaciones terroristas”, entre ellas los separatistas kurdos del PKK, el grupúsculo de izquierda radical DHKP-C y el movimiento del predicador Fethullah Gülen, exiliado en Estados Unidos, a quien Ankara responsabiliza de haber urdido la intentona golpista, lo que él desmiente.

El proceso comenzó por la mañana, con la presentación de la identidad de los acusados, que fueron recibidos en la sala de audiencias por los aplausos de una multitud que acudió a apoyarles, constató la AFP.

Durante su comparecencia, Kadri Gürsel ironizó sobre la acusación de que estaría vinculado con el movimiento de Gülen por haber recibido mensajes o llamadas de simpatizantes del predicador.

“Si los responsables de la acusación no hubieran visto los SMS que no fueron contestados y las llamadas recibidas una sola vez, estarían utilizando su autoridad de forma indebida”, declaró.

“Este proceso es una prueba para Turquía”, consideró antes de que comenzara el juicio uno de los acusados, el editorialista Aydin Engin. “Recep Tayyip Erdogan dijo que la Justicia es neutra en Turquía, ya veremos”, agregó.

El carticaturista Musa Kart calificó las acusaciones contra él de “injustas, infundadas e inaceptables”.

“El juicio del Cumhuriyet es el del periodismo en Turquía”, declaró por su parte Christophe Deloire, secretario general de la oenegé Reporteros Sin Fronteras (RSF). “Los periodistas son tratados como terroristas por no haber hecho más que su trabajo”.

Las autoridades niegan que se viole la libertad de prensa y afirman que solo se arresta a aquellos periodistas vinculados con “organizaciones terroristas”.

Según la web P24 especializada en libertad de prensa hay 167 periodistas detenidos en Turquía, la mayoría en el marco del estado de emergencia decretado tras el golpe de Estado fallido.

Por su parte, RSF sitúa a Turquía en el puesto 155º, de 180, en su clasificación de países en función de la libertad de prensa.

Este martes se celebrará el segundo día del juicio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.