(Foto cortesía)

La comisión de la ONU que investiga los crímenes perpetrados en la guerra civil en Siria dijo que el Gobierno de este país árabe ha utilizado todos los medios posibles para mantener a decenas de miles de personas en detención, incomunicadas y en condiciones tan terribles, que desafían cualquier descripción.

Creada a finales de 2011, meses después del estallido de las protestas que provocarían un conflicto interno en Siria que desbordaría sus fronteras y las de Oriente Medio, la comisión presentó su informe semestral ante el Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Naciones Unidas que se reúne en Ginebra.

El documento cubre el periodo del 8 de julio al 15 de enero pasado y se basa en 513 entrevistas, así como en el análisis de abundante material audiovisual, fotográfico, de imágenes de satélite y de partes médicos.

Los comisionados afirman en él que uno de los mayores gestos que contribuirían a la paz sería la liberación inmediata de los que están detenidos arbitrariamente, empezando por los más débiles, como niños, mujeres, ancianos y discapacitados.

En su informe, la comisión recuerda que existe una red de puestos de control en todas las áreas controladas por el Gobierno y donde los sirios desaparecen.

A esto se suman los arrestos, las desapariciones forzadas, los cargos falsos en tribunales militares o antiterroristas, todo lo cual ha servido para que ahora haya decenas de miles de prisioneros, entre los que se producen muertes por sus malas condiciones de vida o por los malos tratos que sufren.

“Se han documentado muertes como resultado de torturas, tratos inhumanos, ejecuciones sumarias, tanto en lugares conocidos como en centros secretos de detención”, señala la comisión, presidida por el jurista brasileño Paulo Sérgio Pinheiro.

Las familias son raramente informadas del paradero de su seres queridos, de modo que no saben el motivo de su desaparición.

La comisión sostuvo que también los grupos rebeldes armados y organizaciones terroristas mantienen detenidas a muchas personas con la intención de utilizarlos en eventuales intercambios con el Gobierno, sea por milicianos o familiares.

Para ello detienen preferentemente a personas con familiares que sirven en las fuerzas armadas sirias.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.