Constituyente
(Foto Angel Chacón)
COMPARTE

La oposición venezolana reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) conformó y juramentó en todos los municipios de Venezuela los Comités para el Rescate de la Democracia (CRD), con los que pretende mejorar la organización para aumentar la presión en las calles en contra del Gobierno de ese país.

Estos comités están conformados por ciudadanos comunes y son liderados, en su mayoría, por diputados, concejales y dirigentes opositores que serán los encargados de llevar el mensaje de las líneas estratégicas de la coalición a cada comunidad.

El juramento, entre otras cosas, afirma que quienes conformen estas juntas están dispuestos a mantenerse en resistencia desde los diferentes centros de votación de su zona para hacer inviable el proceso de elección de constituyentes, convocado para el próximo 30 de julio. “Juramos antes Dios y la república respetar y hacer respetar los principios por los cuales se levanta esta nación: independencia, libertad y justicia, y de trabajar sin descanso por la reconstrucción de nuestro país”, repitieron los juramentados en el municipio capitalino Baruta.

También juraron desobedecer a quien oprime la nación y liberarla de una vez por todas.

Los líderes opositores de cada región compartieron en las redes sociales los actos de juramentación de sus zonas.

Desde el 1 de abril la oposición inició una ola de protestas en contra del Gobierno del presidente, Nicolás Maduro, cuyo detonante fue la decisión del Tribunal Supremo de despojar de sus funciones al Parlamento, dominado por la oposición.

La tensión recrudeció un mes después, con la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente que tiene como fin redactar un nuevo ordenamiento jurídico en el país.

Esta iniciativa ha sido catalogada por la oposición como un fraude y, ante esta, anunció que intentará impedir que se lleve a cabo la votación y que aumentará la “escalada de presión política y social”.

Durante la jornada de hoy, en la que no hubo movilizaciones políticas, fue liberada la veintena de estudiantes universitarios detenidos el pasado jueves luego de una protesta opositora en Caracas.

Desde el Palacio de Justicia en Caracas, el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la Universidad Simón Bolívar (FCU-USB), Daniel Ascanio, afirmó que les fue otorgada libertad plena a los jóvenes. “Los compañeros de la Universidad Simón Bolívar, de la Universidad Central y de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), que fueron detenidos injustamente, se encuentran en libertad plena”.

Durante su detención los muchachos fueron subidos a un camión de carga, donde, según algunos dirigentes políticos, les lanzaron gases lacrimógenos antes de cerrar la puerta del vehículo, para posteriormente ser trasladados hasta los calabozos.

Ascanio también se solidarizó con los familiares de otro grupo de estudiantes en el estado Aragua (norte) que fueron detenidos hoy dentro de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador de esa región (UPEL-Maracay), donde, además, denunciaron que se violó la autonomía universitaria.

Ante esto, Ascanio instó a los venezolanos a seguir luchando por una Venezuela distinta donde no sigan sucediendo estos atropellos.

Estas detenciones se suman a las denuncias que hizo hoy la MUD, en las que advirtieron que dos de sus dirigentes fueron secuestrados por los cuerpos de seguridad y, afirmaron, serán juzgados por tribunales militares.

A los políticos presuntamente se les acusa de traición a la patria y sustracción de armamento militar.

Desde hace tres meses Venezuela se ha visto sacudida por una ola de protestas, a favor y en contra del Gobierno, que se saldan con 85 muertos y más de mil heridos, según datos de la Fiscalía.

Entretanto, el presidente Nicolás Maduro anunció el aumento de 50 % del salario mínimo mensual y del bono de alimentación de los trabajadores, un incremento que ordenó que se aplique a todas las escalas salariales de la administración pública y de los militares a partir de este 1 de julio.

Con este aumento, el salario base pasa de 65.021 bolívares a 97.531 bolívares, lo que equivale a unos 37 dólares a la tasa de cambio oficial más alta (actualmente en 2.640 bolívares por dólar).

El bono de alimentación, que subió dos unidades tributarias para ubicarse en 17, pasa de 135.000 bolívares a 153.000 bolívares, unos 58 dólares.

Este es el tercer aumento de salario que decreta el presidente venezolano en lo que va de año, con lo que el ingreso mínimo legal de los trabajadores en el país caribeño se ubica en 250.531 bolívares, que equivalen a 95 dólares.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.