Solo de un municipio a otro se debe pagar 8 mil bolívares por el pasaje. (Foto Angel Sánchez)

“Ocho mil bolos en la mano, si no no se monta aquí”. Esta expresión ya se ha hecho común en las distintas paradas del transporte público, pese a que existe una diferenciación entre los precios del pasaje que se establecieron para las rutas urbanas y las suburbanas.

Nadie estableció una tarifa única de ocho mil bolívares por el pasaje, pero a la mayoría de los transportistas parece que poco les importa eso, pues intentan cobrarla a como de lugar.

El 27 de enero entraron en vigencia las nuevas tarifas del pasaje urbano corto en Valencia, y de acuerdo a la Gaceta Oficial 41.805, por recorridos cortos los pasajeros deben pagar 3.500 bolívares y por el largo 5.000. Los pasajes para las rutas suburbanas quedaron en 8.00 bolívares.

Lo cierto es que la alcaldía de Valencia, según los tarifarios expuestos en las unidades, estableció unos precios más altos que el Gobierno Nacional, pues el pasaje en toda la ciudad quedó en 5.00 bolívares y para otros municipios en 8.000.

De toda esta situación se aprovechan los transportistas y a todo pulmón gritan que todo el mundo debe pagar 8 mil bolívares, independientemente del sitio para donde vaya.

Los usuarios por supuesto son los más perjudicados, pues están a merced de la decisión de los choferes y colectores.

Olga de Barrientos sostuvo que nadie tomó en cuenta la dificultad que todavía hay en el país, para conseguir dinero en efectivo. Además si se estableció que dentro de la ciudad se debe cobrar 3.500 bolívares, esto se debe respetar.

Victor Chirinos dijo que tuvo que dejar de trabajar, porque tenía que pagar cuatro camioneticas al día y lo que ganaba no le alcanza para cancelar 32 mil bolívares en un día. “Ahora estoy en la casa esperando que paguen la pensión y los bonos”.

Joaquín Solarte comentó que ahora camina más que nunca, porque de lo contrario tendrá que trabajar solo para pagar el autobús.

Alicia Moreno va diariamente desde la avenida Las Ferias hasta El Viñedo, donde trabaja. Optó por utilizar el metro y caminar hasta la empresa, porque le estaban cobrando 8 mil bolívares por un recorrido de unas ocho cuadras.

Odalis Quintero sí paga los 8 mil bolívares para llegar a tiempo a su trabajo. “Lo que más me molesta es que te gritan para que pagues los 8 mil y después que estás adentro de dicen, mi amor te puedes arrimar por favor?, para que uno viaje todo apretujado”.

Usuarios se quejaron por el hecho de que los policías de tránsito se hacen cómplices de la situación, pues no obligan a los transportistas a cobrar lo establecido.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.