(Foto cortesía).

Los recientes enfrentamientos entre las guerrillas del ELN y el EPL en la región colombiana del Catatumbo, fronteriza con Venezuela, dejan hasta el momento 20 mil 300 afectados, informó hoy la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

El último combate entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL) comenzó el pasado 14 de marzo y afecta a más de 20 mil 300 personas, de 35 veredas de los municipios San Calixto, El Carmen, Hacarí, Sardinata, El Tarra y Convención, en el departamento de Norte de Santander, indicó el organismo internacional en un comunicado.

De esa cifra, 12 mil 500 habitantes sufren de restricciones al acceso de bienes y servicios básicos, como agua, salud, educación y alimentos.

Además, aproximadamente tres mil pobladores de zonas rurales de Convención están confinados, incluyendo comunidades indígenas, y más de dos mil 400 personas se encuentran desplazadas en Hacarí y San Calixto.

En el Catatumbo, denunció la OCHA, existen amenazas a la población civil, incluyendo líderes comunitarios, y otros hechos victimizantes, constituyendo infracciones al Derecho Internacional Humanitario y violaciones a los derechos humanos.

Según las autoridades locales, por el momento no existen las garantías de seguridad necesarias para que los desplazados puedan retornar a sus comunidades.

Por ello, la OCHA manifestó que se requiere asistencia y respuesta inmediata a las necesidades en la fase actual de la emergencia, principalmente en lo relacionado con albergue y alimentación.

El pasado 21 de marzo, el ELN aseguró que los combates con el reducto del EPL que opera en el Catatumbo comenzaron porque ese segundo grupo armado, considerado una banda narcotraficante por el Gobierno, le declaró la guerra.

En un comunicado, el ELN aseguró que el EPL dio a conocer que confrontará sin ninguna consideración cualquier grupo que esté en la zona para recuperar lo que consideran su territorio y su gente.

El Catatumbo, extensa región selvática situada en la frontera con Venezuela, es una de las zonas más convulsas de Colombia por la presencia de diferentes grupos guerrilleros, bandas criminales y narcotraficantes y es además una de las áreas con más cultivos de coca del país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.