Con flores, globos y cantos los vecinos del valle despidieron a los cuatro niños asesinados. (Twitter)

Conmovedoras escenas de dolor e indignación se observaron durante la despedidia de tres de los cuatro niños asesinados en El Valle, cuyos féretros fueron llevados por la comunidad del sector a la sede de la GNB en Coche, donde su padre permanece privado de libertad.

El hombre, quien es el padre de los tres niños asesinados la mañana del viernes en el barrio El 70 de El Valle, fue capturado en flagrancia y condenado este jueves (un día antes del crimen de sus hijos) a cuatro años y cinco meses de prisión. Le asignaron como centro de reclusión el penal El Rodeo II y esperan la asignación del cupo.
Este lunes en la mañana a las afueras del comando militar llegó el cortejo fúnebre con los tres ataúdes, pues la intención de los familiares del detenido era que lo dejaran ver a sus hijos por última vez.
Sin embargo, este petitorio no fue aceptado por las autoridades castrenses, y las personas debieron retirarse y continuar con el entierro.
El monstruo de El Valle 
En relación con el asesino de los cuatro niños, José Manuel Morgado Bello, alias “El zapatero”, se conoció que tenía registros por robo y hurto, según señaló el director del Cicpc, Douglas Rico, durante una rueda de prensa este lunes.
También dijo que el sujeto había abusado con anterioridad de las dos hermanitas asesinadas, de 4 y 11 años, pero nunca admitió esa responsabilidad.
Este sujeto llegó a la casa de una de sus dos hijas en horas del mediodía del sábado. El día anterior, en horas de la tarde, se había ido del barrio El 70 con la intención de esconderse.
Los funcionarios del Cicpc llegaron a él directamente gracias a lo que denominan “fuentes documentales”, es decir, lo primero que hicieron fue revisar sus datos a través del Saime y determinar la dirección de habitación que tenía registrada desde la ultima vez que renovó su cédula de identidad.
Esa información arrojó como resultado una vivienda en el sector La Quebradita de Nueva Cúa, en Valles del Tuy. De inmediato una comisión del Cicpc de Ocumare fue activada para este rastreo y llegaron al sitio en horas de la noche. Efectivamente el hombre estaba en la vivienda en compañía de una de sus dos hijas.
En el presunto enfrentamiento resultó herido de gravedad y murió. Otro elemento que surgió durante la investigación del círculo familiar de este sujeto, es que un hermano se quitó la vida luego de haber abusado sexualmente de sus dos hijos.
La fuente policial no precisó fechas exactas de estos hechos ni nombre del fallecido. Lo cierto es que “El zapatero” se había radicado en El Valle desde el año 2002 aproximadamente.
Vivía solo en una casa humilde y luego se regresó a Valles del Tuy. Fue en el año 2013 cuando retornó al barrio en Caracas, donde le tenían cariño pues se mostraba respetuoso y amable.
Acostumbraba a tratar bien a los niños y ofrecerles caramelos y chucherías. Los vecinos de la zona lo vieron convivir con una mujer, pero desde finales de agosto se quedó solo.
Presumieron que había terminado la relación. Hasta este momento no han sabido más de la mujer. En relación con la madre de los niños, Norelis Carolina Graterol, funcionarios del Cicpc dijeron que será investigada a fondo para determinar los tiempos de abuso sexual de sus dos hijas ya fallecidas, pues el informe forense arrojó que son de vieja data.
Se desconoce con certeza si el homicida las había atacado antes, o si hay otras personas involucradas. Además es pertinente saber si la mujer tenía conocimiento de estos actos.
(Con información de El Universal)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.