Pedro Sánchez, presidente de España (Foto EFE)

Cinco meses después de la celebración de elecciones generales, este martes se ha confirmado que España volverá a las urnas el 10 de noviembre, al no haberse llegado a un acuerdo que permita una investidura.

Estos son los momentos más importantes desde las pasadas elecciones de abril, un período marcado por los contactos infructuosos entre partidos que terminará con la celebración de nuevos comicios.

28 de abril.- El Partido Socialista Obrero Español (PSOE) gana las elecciones con amplia ventaja, aunque queda lejos de la mayoría absoluta. El socialista Pedro Sánchez tiende la mano a todas las formaciones políticas dentro de la Constitución. Sus simpatizantes le piden que no pacte con los liberales de Ciudadanos (Cs).

29 de abril.- Sánchez, según altos cargos socialistas, prefiere gobernar en solitario, aunque está dispuesto a explorar otras fórmulas.

1 de mayo.- El líder de Podemos, Pablo Iglesias, considera imprescindible un Gobierno de coalición entre socialistas y su formación de izquierda para garantizar que sea progresista y estable.

3 de mayo.- El PSOE hace un llamamiento al conservador Partido Popular (PP) y Cs para que faciliten la gobernabilidad y no la obstruyan, del mismo modo que ellos presionaron al PSOE en 2016 para que permitiera con su abstención, como acabó haciendo, la investidura de Mariano Rajoy.

7 de mayo.- En su primer encuentro tras las elecciones, Sánchez e Iglesias se muestran dispuestos a alcanzar un pacto de la izquierda, aunque el líder socialista defiende gobernar solo y el de Podemos reclama una coalición.

26 de mayo.- El PSOE gana en la triple cita electoral (europeas, regionales y municipales) y parte con una posición de fuerza para la negociación.

30 de mayo.- El PSOE insiste en que no cabe un Gobierno de coalición y quiere un Ejecutivo de partido único abierto a independientes comprometidos con su proyecto.

31 de mayo.- Iglesias advierte de que el apoyo de Podemos a la investidura pasa por la coalición.

6 de junio.- El rey Felipe VI propone a Pedro Sánchez como candidato a la investidura. El líder socialista acepta el encargo aunque no tiene los apoyos cerrados, pide a los demás partidos “altura de miras” y subraya que no hay alternativa a su elección.

11 de junio.- Sánchez acuña el término “Gobierno de cooperación” para intentar convencer a Iglesias de una alianza que no pase por la coalición.

17 de junio.- Sánchez e Iglesias se reúnen, aunque no avanzan. Sánchez ofrece a Iglesias “algunos puestos de responsabilidad importante”, pero no en el Consejo de Ministros.

24 de junio.- El líder del PP, Pablo Casado, insiste a Sánchez que su partido votará “no” a la investidura.

25 de junio.- Podemos traslada al PSOE que no descarta oponerse a la investidura si no hay acuerdo de coalición.

9 de julio.- Tras su quinta reunión desde las elecciones, Sánchez e Iglesias están más alejados que nunca.

14 de julio.- El PSOE se muestra dispuesto a cambiar su oferta programática para conseguir el apoyo de Podemos y un día después Sánchez da por rotas las negociaciones.

18 de julio.- Las bases de Podemos avalan en una consulta un Gobierno de coalición al que Sánchez se sigue negando y recalca que el principal escollo para un acuerdo es la presencia de Iglesias en el Ejecutivo.

19 de julio.- Pablo Iglesias renuncia a entrar en el Gobierno para propiciar un acuerdo e insiste en la coalición, sin su presencia.

23 de julio.- Pedro Sánchez pierde la primera votación de investidura en el debate parlamentario, aunque Podemos, con su abstención, hace un gesto para buscar el acuerdo.

24 de julio.- A un día de la votación decisiva, las negociaciones están prácticamente rotas ante la falta de acuerdo por el reparto de las carteras y el “no” de la formación de Iglesias a la última oferta de los socialistas, de tres ministerios y una vicepresidencia.

25 de julio.- Sánchez pierde la segunda votación y su investidura resulta fallida.

26 de julio.- El Gobierno advierte de que Sánchez no volverá a intentar la coalición con Podemos.

20 de agosto.- Podemos envía al PSOE una propuesta para participar en un Gobierno de coalición, donde pide una vicepresidencia social y tres ministerios, entre ellos Trabajo y Transición Energética ya descartados por Sánchez.

3 de septiembre.- Sánchez presenta su nueva propuesta programática y ofrece a Podemos “altas responsabilidades” en instituciones del Estado fuera del Consejo de Ministros y garantías de cumplimiento del acuerdo al que lleguen.

5 de septiembre.- PSOE y Podemos se reúnen. Los socialistas constatan diferencias, aunque ven posible el acuerdo.

10 de septiembre.- Nueva reunión PSOE-Podemos. Los socialistas no ven salida porque Podemos se niega al acuerdo programático y en el partido de Iglesias insisten en reclamar la coalición.

12 de septiembre.- Pablo Iglesias propone un gobierno de coalición a prueba hasta la aprobación de los presupuestos. Promete apoyo parlamentario, aunque dicho Ejecutivo no funcionase. El PSOE lo rechaza.

17 de septiembre.- Finaliza la ronda de consultas y el rey Felipe VI constata el bloqueo político y no propone ningún candidato.

Sánchez dice que, ante la ausencia de una mayoría parlamentaria que permita formar Gobierno, el país se ve abocado a una repetición de elecciones el 10 de noviembre. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.