(Foto: Armando Díaz)
COMPARTE

En la mayoría de los automercados de Valencia hay más resignación que productos regulados. Una comparación realizada por un equipo de El Carabobeño en varios locales reflejó la diferencia de precios entre los productos regulados y los importados, así como el precio elevado de estos últimos.

El aceite de girasol importado de un litro se ubicó en 24 mil 990 bolívares, y de cinco mercados consultados, sólo se consiguió en uno. El precio justo de este producto, según la Superintendecia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) es de mil 600 bolívares por litro.

El azúcar refinada está totalmente ausente en los automercados. En dos establecimientos sólo se encontró una marca brasilera, con un precio de  19 mil 415 bolívares.

El café, molido y tostado de producción nacional, en su presentación de 200 gramos, es de 7 mil 200 bolívares, mientras que el de 400 gramos es de 14 mil 400 bolívares. La pasta de marcas nacionales está ausentes de los anaqueles. Las importadas se ubican entre 14 mil 400 a 18 mil 164 bolívares, en la presentación de 500 gramos de varios tipos.

El arroz de marcas nacionales sigue sin aparecer, sólo hay importados y los precios oscilan entre 15  mil 990 y 19 mil 415 bolívares. Sundde mantiene un precio regulado de 120 bolívares, de acuerdo a su última publicación.

En cuanto a los granos en la presentación de 500 gramos, están a la venta con los siguientes precios:

Frijoles verdes, 4 mil 400.
Arvejas verdes enteras, 6 mil 700.
Arveja partidas, 7 mil 500.
Quinchoncho, 3 mil 315.
Frijoles blancos, 5 mil 500
Caraotas negras,  7 mil 740.
Caraotas rojas, 6 mil 850.
Maíz, 5 mil 690.

El aceite de canola en registró un precio 48 mil 547 bolívares. La mayonesa de soya importada marca 5 mil 265, mientras que la mayonesa de marcas nacionales se ubica en 6 mil 400 la de 445 gramos; y la de 910 gramos en 9 mil 600 bolívares.

Los gerentes y los clientes

La mayoría de los gerentes en los diferentes automercados visitados se negó a dar mayor información.

Una trabajadora de un automercado popular ubicado en la urbanización Prebo, al norte de Valencia, indicó que el precio mínimo que gastan los clientes es de 300 a 500 mil bolívares. En ese mismo local uno de los gerentes, aunque se negó a dar mayores detalles, informó que se sigue con el proceso de venta de productos regulados por terminales de cédula de lunes a viernes.

Los clientes, sin embargo, al consultar los precios se asombran por el elevado costo de los productos importados, pero se resignan ante la realidad: La necesidad los obliga.

Hay quienes realizan compras que superan los 200 mil bolívares y son pocas las bolsas que adquieren.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.