(Foto cortesía)
COMPARTE

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ya ejerce su poder absoluto sobre Venezuela con poca resistencia en las calles por parte de la oposición, que además atraviesa el dilema de inscribir o no a sus candidatos en las elecciones de gobernadores a celebrarse el 10 de diciembre.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) abrió este martes el lapso de dos días para que las fuerzas políticas postulen a sus candidatos a la votación regional, nueve días después de la elección de la ANC, un proceso que estuvo marcado por la violencia y denuncias de fraude.

Ante ello, el chavismo gobernante empezó a anotar a sus prospectos, luego de haber competido solos el 30 de julio, mientras que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sigue sin fijar una posición clara debido a la existencia de sectores que rechazan participar en una contienda organizada por el mismo CNE “fraudulento”.

Mientras tanto, la Asamblea Constituyente celebró una nueva sesión de trabajo, la primera desde el Hemiciclo Protocolar del Palacio Federal Legislativo, con lo que puso en práctica su poder ilimitado al usar una de las salas del Parlamento, el único poder controlado por los opositores del presidente Nicolás Maduro.

Efectivos de la Guardia Nacional (GN) impidieron la entrada a los diputados opositores consumando su desalojo de la Cámara, luego de que anoche entregaran el control del Hemiciclo Protocolar a la excanciller Delcy Rodríguez, presidenta de la Constituyente.

La dirección del Parlamento tachó de abuso unos hechos que podrían dar la puntilla a la Cámara que votaron 14 millones de venezolanos en las elecciones legislativas del 6 de diciembre de 2015, las últimas celebradas en el país por sufragio universal no segmentado y con la participación tanto del Gobierno como de la oposición.

Los 167 sillones en que se sentaban los 110 diputados de la mayoría antichavista han sido sustituidos por 545 sillas que ya ocupan unos constituyentes elegidos entre candidatos íntegramente oficialistas por 8 millones de personas, según una cifra oficial calificada de fraude hasta por la empresa que hizo el recuento.

Desde su instalación el viernes pasado en el Salón Elíptico, esta asamblea antidemocrática para la oposición y buena parte de la comunidad internacional se había reunido en esa dependencia, bajo jurisdicción del Ejecutivo pese a encontrarse físicamente en el Palacio Legislativo.

La ubicación de la Constituyente en el Salón Elíptico permitía contemplar la posibilidad en una cohabitación entre esta asamblea y el Parlamento, algo mucho más difícil de imaginar a partir de la irrupción de la Guardia Nacional en un espacio bajo jurisdicción del Legislativo en el que hoy presidió la sesión Delcy Rodríguez.

La excanciller aseguró este martes que el presidente del Parlamento, el opositor Julio Borges, se negó a “contribuir” con la ANC, pese a que este cuerpo aprobó un acuerdo de convivencia entre los poderes públicos.

El poder constituido está subordinado a esta Asamblea Nacional Constituyente. Este es un decreto que refleja la buena voluntad de esta asamblea que tiene un mensaje muy claro de cordialidad, de convivencia y de entendimiento entre los venezolanos, sostuvo Rodríguez.

Los 545 oficialistas que integran el ente aprobaron también la ley que le dará vida a una poderosísima Comisión de la Verdad para determinar responsabilidades sobre los hechos de violencia política ocurridos desde 1999, cuando se instauró en el país caribeño la llamada revolución bolivariana.

Entretanto, la convocatoria de la alianza opositora a protestar contra la Constituyente cortando las vías quedó hoy muy por debajo de la expectativa habitual de las protestas opositoras registradas en los últimos meses, con una escasa participación.

La protesta que fue convocada entre las 12.00 y 18.00 hora local (16.00 y 20.00 GMT) comenzó con un retraso de aproximadamente hora y media se cumplió en pocos puntos del este de Caracas con barricadas y poca presencia de personas.

Efe constató que en el oeste de Caracas, el sector El Paraíso, no hubo participación pese a ser una de las zonas que había sido hasta ahora de las más activas en protestas, víctima de reiterados allanamientos a las viviendas.

Después de las 10 muertes confirmadas el 30 de julio y que se produjeron en medio de protestas contra la elección de la ANC, las calles de Caracas y de la mayoría de ciudades venezolanas han permanecido en aparente normalidad. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.