COMPARTE

Los esteroides anabólicos son sustancias sintéticas relacionadas a la principal hormona masculina: testosterona. Estos compuestos, desarrollados a finales de la década de los treinta, son usados para tratar algunos problemas hormonales en hombres, pubertad tardía, algunos tipos de impotencia, y el desgaste corporal causado por la infección del VIH u otras enfermedades.

A la par, los científicos descubrieron que estas sustancias podían facilitar el crecimiento del músculo esquelético en los animales de laboratorio, y por tanto, tenían el mismo efecto en seres humanos, estimulando el desarrollo de características sexuales masculinas (efectos androgénicos) tanto en hombres como en mujeres. Esto llevó al uso de estos compuestos por físicoculturistas y atletas, con el objeto de crear masa muscular y mejorar el desempeño atlético, a pesar de que su consumo es ilícito y nocivo.

Ante esta realidad, Gold´s Gym -reconocida academia con más de 52 años de trayectoria internacional- ha emprendido una campaña denominada “Anti-Esteroides”. El objetivo: Educar a las personas acerca de la importancia de aumentar la masa muscular de manera saludable. También, crear consciencia sobre los riesgos y peligros del empleo indebido de esteroides anabólicos. Para ello, uno de los objetivos principales del equipo profesional de entrenadores es promover el esfuerzo individual con entrenamiento asistido.

Esteroides anabólicos: riesgos y efectos colaterales

 

Es importante tener en cuenta que el consumo de estas sustancias tiene efectos secundarios, tanto físicos como mentales y emocionales, particularmente perjudiciales. El peligro se incrementa en los jóvenes, porque interrumpen su crecimiento. En las mujeres pueden causar cambios permanentes en los órganos genitales, así como engrosamiento de la voz y crecimiento del vello.

En los hombres se presenta crecimiento de los senos y encogimiento de los testículos. Otras repercusiones del uso de estas drogas son, la caída del cabello en la región temporal de la cabeza (conocida como la alopecia), presión arterial alta, problemas cardíacos (incluyendo el infarto), enfermedad hepática (incluyendo el cáncer), así como conductas agresivas de diversa índole. La interrupción del uso de estas drogas podría ocasionar depresión severa y trastornos del estado anímico.

Usar inyecciones de esteroides anabólicos conlleva el riesgo de contraer SIDA o hepatitis si comparten agujas. Además, los esteroides anabólicos obtenidos sin receta médica no son seguros.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.