(Foto AP)
COMPARTE

La franquicia de restaurantes de comida rápida McDonald’s acaba de abrir su puertas en la histórica Ciudad del Vaticano, pero no todo mundo está contento con su llegada.

“Es una medida controvertida, por decir poco” dijo al respecto el cardenal Elio Sgreccia al diario italiano La Repubblica este domingo. “La apertura de McDonald’s no es en absoluto respetuosa de la arquitectura tradicional de una de las plazas más emblemáticas que miran a la columnata de [la basílica de] San Pedro”.

El sacerdote hizo las declaraciones a nombre de los siete cardenales que viven encima del local, que cubre una superficie de unos 5,800 pies cuadrados, según distintas fuentes, y que le ha sido alquilado a McDonald’s a través  de ASPA, la oficina encargada de los bienes raíces del Vaticano.

El anuncio de la apertura se hizo en octubre de 2016 y desde entonces fue motivo de protestas, especialmente de parte de los cardenales que tienen por vecino al restaurante.

Se estima que el Vaticano reciba unos 33,000 euros al mes por el alquiler del espacio, que en opinión de algunos, debía ser utilizado para “ayudar a los más necesitados” según reportó el The New York Times.

“En los últimos años la identidad de la zona se ha perdido”, dijo por su parte a la agencia AFP Moreno Prosperi, director del Comité Protector del Borgo, la zona histórica en la que se aloja el restaurante.

El funcionario hacía referencia también al hecho de que el área se ha visto inundada de puestos y mercadillos ilegales que venden souvenirs a los miles de turistas que visitan el Vaticano cada año.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.