Foto: Armando Díaz
COMPARTE

Un desmayo fue lo que sufrió la coordinadora del centro en el Santa María de Calatrava tras una larga jornada que aún no finaliza.

El hecho ocurrió a las 2:30 p.m.. Graciela González está sentada en el segundo piso del edificio principal con un coco a sus pies y rodeada de medicamentos. Ya la inyectaron y se siente mejor.

La mujer acudió a su labor con problemas estomacales y la comida que le ofrecieron era muy grasosa por lo que se vio afectada.

A pesar de estar convaleciente González se maquilla y detalla que el colegio cuenta vivienda con un universo de tres mil 123 electores y cuando son las 5:00 p.m. solo 867 han votado, muy por debajo de otras elecciones.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.