Albert Ramos le dio a España uno de los puntos para salvar la honra con la serie ya decidida para Francia/Foto: AFP

En un domingo que se había convertido en un mero trámite después de que el sábado Francia asegurara el pase a la final de la Copa Davis por la vía rápida, España pudo al menos salvar el honor y evitar un 5-0 en contra gracias a los triunfos de Albert Ramos y Marcel Granollers.

Ambos sumaron sus puntos en el cierre descafeinado de esta semifinal en Lille, que terminó con victoria 3-2 de Francia, que defenderá su título (23-25 de noviembre) en el ‘Torneo de la Ensaladera’ contra Croacia o Estados Unidos, que con empate 2-2 deciden todo en el quinto partido.

Los galos se habían llevado los tres primeros puntos de la semifinal, en los dos individuales del viernes y el dobles del sábado.

Ramos, 55º del mundo, había llegado a la lista de Sergi Bruguera a última hora, después de que Rafa Nadal fuera declarado baja el sábado de la pasada semana, por la lesión de rodilla que le había obligado a abandonar unas horas antes contra el argentino Juan Martín Del Potro en semifinales del Abierto de Estados Unidos.

No estaba previsto que jugara, pero la debacle española hizo que ambos capitanes hicieran modificaciones y dieran descanso a sus líderes en un domingo ya sin nada en juego.

Albert Ramos pudo así ganar a Richard Gasquet (24º) en el primer partido del día en el estadio Pierre Mauroy de Lille, por 1-6, 6-4 y 14/12, en un duelo decidido con un ‘super tie-break’ a modo de tercer set abreviado.

“Siempre que sales a jugar un partido de Copa Davis y más con este ambiente tienes que intentar hacerlo lo mejor posible. Sí que es verdad que no es lo mismo jugar un partido cuando la eliminatoria está decidida que cuando no, pero dentro de haber ya perdido, creo que los dos hemos hecho un buen partido, la gente ha podido disfrutar y por suerte he podido ganar”, resumió Ramos en su intervención ante los periodistas.

Evitando la barrida 

Para su victoria, Ramos llegó a levantar cinco bolas de partido en contra, que había tenido Gasquet tras ponerse 9/4 en la última manga.

Con el triunfo del tenista barcelonés, España terminaba al menos con el fantasma de una derrota por 5-0, un resultado en contra que únicamente sufrió en cinco ocasiones en su historia, la última precisamente en Francia, en los cuartos de final de 2010.

La anterior vez a ese 5-0 de hace ocho años se había dado 53 años antes, en 1957 contra Sudáfrica en Barcelona.

Después fue el turno del último partido de la semifinal, en el que Marcel Granollers (101º del mundo) superó a Nicolas Mahut (112º), en otro partido decidido por un ‘super tie-break’, por 6-7 (2/7), 6-3 y 13/11.

Granollers levantó cuatro bolas de partido, cuando Mahut se puso con 9/5 en el desempate final, y pudo salir victorioso.

El jugador catalán se cobró así una pequeña revancha respecto al francés, que le había vencido el sábado en el choque de dobles.

Pero las victorias españolas sólo sirvieron para maquillar la derrota, en la despedida del equipo del formato clásico de la Copa Davis.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.