(Cortesía)

Cuarenta y siete años de fundación celebró de manera muy sencilla la Coral Polifónica de Naguanagua. En esta ocasión no fue posible como en años anteriores, presentar al público los acostumbrados conciertos y encuentros corales que solían realizarse debido a los contratiempos surgidos por las circunstancias actuales.

Esta vez, gracias a la decidida cooperación, asesoría técnica y musical de los profesores María Gabriela Betancourt y Álvaro Granadillo, presentaron un video que fue dado a conocer a través de las distintas plataformas digitales, no obstante, la mística de sus integrantes y su actual directiva, mantienen el entusiasmo con miras a superar las dificultades para continuar el trabajo musical durante los próximos años.

En este nuevo aniversario se abrió un especial paréntesis para rendir un merecido homenaje póstumo a quienes en su momento formaron parte de la agrupación, los cuales, lamentablemente pasaron a engrosar la larga lista de víctimas que ha venido dejando la COVID-19.

Primeramente se rindió homenaje al profesor Frank Eliú Hernández quien se desempeñó como director de esta agrupación desde el mes de septiembre de 2019 hasta comienzos del año 2021, momento en el cual fue sorprendido por esta enfermedad y aun cuando mostró buenos síntomas de recuperación, su organismo finalmente no pudo responder, dejando con su repentina partida, una profunda tristeza y un gran vacío en el medio cultural y educativo. De igual manera fueron homenajeados Julio Rodríguez, (El recordado Padre Julio), Carlos Flores, Luisa Sequera, Rafael Ostos, Juan Otaiza y Rubén Hermoso.

Como todos los años, cada nuevo aniversario es época propicia para evocar los inicios de la agrupación. No se puede olvidar aquel 16 de diciembre de 1974 cuando el grupo debuta durante la primera misa de aguinaldo realizada en la Iglesia Nuestra Señora de Begoña dejando de ser el coro parroquial para convertirse en una coral de voces mixtas, bautizada en su momento como Grupo Coral Armonía, liderada por Edgard Lizardo, su director fundador junto a José Luis Estrada, integrante y promotor cultural, con el respaldo y participación de Omaira Márquez, Iraida Alvarado, Juana Hernández, Elena Graterol , Belitza Boggio, Javier Farías, Beatriz Santeliz y Marisol Santeliz.

Con perseverancia y mucho entusiasmo, la agrupación continúa su extensa labor, cambiando su nombre por Coral Polifónica de Valencia y posteriormente por Coral Polifónica de Naguanagua, como se le conoce en la actualidad, al convertirse Naguanagua en municipio Autónomo.

El trabajo es enriquecido con los años gracias al valioso aporte de los directores musicales Hirgia Hernández, José Getulio Barrios, Andrés García, Francisco Colmenares, Gustavo Carrillo, Silena Martinez, Hugo Lino Jiménez, Marcos Meléndez, Marcos Camacaro, Gustavo Llanos, Edgard Lizardo y Frank Eliu Hernández(+).

Coral Polifónica de Naguanagua

En su larga existencia ha desarrollado un importante labor cultural y social en beneficio de la colectividad naguanagüense. En sus filas se han conformado las agrupaciones Coral Polifónica Infantil de Naguanagua y la agrupación de parrandas “Polifonía Parrandera”.

Complementando su trabajo formativo, ha contado con el aporte de reconocidos profesionales de la música, de los cuales mencionamos a Sergio García, María de Lourdes Freijeiro, Isabel Custodio, Blanca Valladares, Odalis Alamo, Humberto Colmenares, Maria Gabriela Mayz, Luis Mariano Jiménez, María Gabriela Betancourt, entre otros.

Ha realizado un significativo número de presentaciones en gran parte de la geografía nacional, siendo elogiada por su calidad musical y constante actividad, fortalezas que le han sido reconocidas a través de merecidos reconocimientos y premios especiales otorgados por las distintas instituciones públicas y privadas.

Uno de sus logros mas importantes en su largo historial, es haber conseguido después de una extensa campaña, que sus voces fueran escuchadas para hacer realidad la puesta en marcha y construcción de la Casa de la Cultura de Naguanagua, institución que hoy día es punto de referencia en este municipio y que sirvió de sede durante varios para la realización de los ensayos de la agrupación.

Patrimonio Cultural

En mayo de 1998, por decreto de la Cámara del Concejo Municipal de Naguanagua, el coro fue reconocido para formar parte del Patrimonio Cultural de este municipio, hecho de gran importancia que ha contribuido para solventar aún más las bases del grupo, estimulando con ello, el amor y la pasión por la labor cultural que aún a pesar de las adversidades se ha mantenido gracias al esfuerzo de sus integrantes.

Al arribar a un nuevo aniversario, los actuales integrantes de la Coral Polifónica de Naguanagua junto a su director fundador, elevan una plegaria de gratitud a Dios Todopoderoso y a La Virgen de Begoña, patrona de Naguanagua, pidiéndole una vez más, les den la fortaleza y el ánimo para seguir proyectando la música coral.

De igual forma expresan su agradecimiento a todos los que han formado parte de la historia de la agrupación, así como también a los familiares, amigos e instituciones públicas y privadas que han apoyado su largo historial musical.

Nota de prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.