Foto Referencial
COMPARTE

Hay crisis hermanas. De esas que se padecen al mismo tiempo y de las que se pueden salir juntas. La estatal Corpoelec y su déficit de vehículos hacen que en Venezuela la atención a averías eléctricas sea cada vez más tardía, mientras que las plantas ensambladoras tienen una capacidad ociosa por falta de materia prima que debe comprarse con los dólares que el Gobierno maneja. Son dos problemas que pueden resolverse en conjunto. Pero se ha elegido el camino más fácil: La importación que sigue atentando contra la producción nacional.

132 camiones compró Corpoelec con divisas a tasa preferencial directamente a Toyota. Llegaron al muelle 22 de Puerto Cabello el martes 17 de enero, de acuerdo a la revista Informes que edita la Cámara de Comercio de ese municipio. El cargamento representa el trabajo de 10 días de manufactura en la planta ubicada en Cumaná de la misma firma asiática.

Ángel Mota, representante sindical de la transnacional, recordó que hasta 2008 se lograba fabricar en el lugar entre 12 y 14 camiones diarios. La capacidad instalada aún existe. Solo resta el material de ensamblaje CKD (Completely Knock Down, en sus siglas en inglés), cuyos inventarios permanecen vacíos por la negativa del Ejecutivo de asignar divisas a la industria automotriz.

La planta actualmente está totalmente paralizada. Se espera que el próximo lunes 23 se reinicien operaciones pero solo para armar 10 unidades Fortuner al día, de una capacidad de 130, lo que se traduce en una actividad reducida a 7,69%. La gerencia le ha manifestado a los trabajadores que el cronograma de producción se elabora de acuerdo a las ventas en dólares que se concreten en los concesionarios, hasta ahora se garantiza mantener las máquinas encendidas a bajo ritmo hasta mayo para la manufactura de 600 camionetas, para las que solo 30% de la nómina, integrada por 878 personas, ha sido llamado a incorporarse a sus labores.

se puede implementar un plan de producción de taxis como los que el Gobierno sigue importando

La importación de vehículos desde el Ejecutivo no se limita a la renovación de la flota de Corpoelec. La compra en el exterior de unidades particulares va en ascenso. La Corporación Venezolana de Comercio Exterior (Corpovex) lo ha hecho en varias oportunidades, pese a que desde la industria se ha advertido que como mecanismo de reactivación de las cinco plantas ensambladoras privadas instaladas en el país, se puede implementar un plan de producción de taxis como los que el Gobierno sigue importando.

El 17 de enero se contaron en Puerto Cabello 120 vehículos de ese tipo pagadas al consorcio chino Chery. Se trata de modelos Orinoco idénticos a los 130 que arribaron el 2 de enero.

Solo en Carabobo se cuenta con una capacidad instalada diaria de 350 unidades entre General Motor Venezolana, Ford Motors de Venezuela y FCA-Chrysler. Las tres plantas no han manufacturado ni un vehículo durante lo que va de 2017.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.