El jugador de los Buffalo Bills
El jugador de los Buffalo Bills Damar Hamlin. Foto cortesía: Marca

Los Dallas Cowboys, en la Conferencia Nacional (NFC), y los Buffalo Bills, en la Conferencia Americana (AFC), fueron los equipos que decepcionaron con su desempeño en la ronda divisional de la NFL.

Los Cowboys, liderados por el experimentado Dak Prescott, fueron eliminados el domingo pasado con marcador de 19-12 por los San Francisco 49ers, comandados por el novato de 23 años Brock Purdy.

Fue la segunda derrota en fila en playoffs de Dallas ante San Francisco, en 2022 cayeron en la ronda de comodines, y su duodécima participación consecutiva en postemporada sin llegar a la final de la NFC.

La confianza que generó el triunfo de Cowboys en la ronda de comodines sobre los Buccaneers de Tom Brady llevó a Jerry Jones, propietario del equipo, a comparar a su actual plantilla con la dinastía que en los años 90 ganó tres Super Bowls para Dallas.

“Probamos que tenemos lo necesario. Le sucedió a nuestro equipo campeón en los 90; teníamos, como ahora, a los muchachos con el talento necesario, ahora estos chicos han mejorado, han llegado y es hora de crecer”, subrayó Jones luego de vencer a los Buccaneers.

El despertar ante 49ers fue duro reconoció el ejecutivo.

“Pensé que este equipo con Dak como quarterback… Pensé que teníamos la oportunidad de llegar y competir al más alto nivel esta temporada. Realmente lo pensé”, lamentó Jerry Jones después perder.

Dak Prescott, quien tuvo un partido de ensueño ante Bucs con cinco anotaciones, cuatro por aire y una por tierra, regresó a la irregularidad que lo caracterizó en la temporada regular como el quarterback más interceptado de la liga con 15 balones entregados.

Ante San Francisco sufrió dos intercepciones que a la postre se convirtieron en puntos en contra para su equipo.

Lo más doloroso para el equipo más popular de Estados Unidos es que cumplirá 27 años sin arribar a un Super Bowl.

En la Conferencia Americana los favoritos para llegar al partido por el título de la NFL al principio de la temporada, los Buffalo Bills, tropezaron el domingo 27-10 ante los Cincinnati Bengals.

Los Bills, la segunda mejor ofensiva de la NFL, exhibieron una versión irreconocible; sólo anotaron 10 puntos ante la defensiva 16 de la liga. Su quarterback, Josh Allen, tuvo su segundo juego sin conectar un pase de anotación en 18 apariciones.

“Trabajar todo el año por el gran objetivo y quedarse corto es muy frustrante”, aceptó Allen luego de la derrota.

Su defensiva, la segunda que menos puntos permitió en la temporada regular (17.9 por juego) también tuvo su peor actuación.

La derrota marca un retroceso en el proceso de McDermott para llevar a la franquicia a obtener su primer anillo de campeón.

Ahora los Bills, único equipo que ha perdido cuatro Super Bowls consecutivos (XXV, XXVI, XXVII y XXVIII), cumplirán 29 años desde la ocasión más reciente en que disputaron el trofeo Lombardi.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.