Tras el anuncio del Gobierno nacional de una nueva semana de cuarentena radical en el país, en el centro de Valencia se cumple a medias, pues algunos locales se mantuvieron trabajando a puerta cerrada. Lo mismo ocurrió en comercios en la avenida Bolívar Norte y Naguanagua.

El Carabobeño realizó un recorrido por el casco de la ciudad y se pudo constatar que algunos locales, que no eran de venta de productos de primera necesidad, estaban trabajando a puerta cerrada, pese al brote en algunos estados de la nueva cepa brasilera de la COVID-19.

Un comerciante que trabaja a puerta cerrada  y que prefirió omitir su identidad reveló que las ventas han estado bajas. “Hoy la cosa está muerta porque los policías están fuertes. Posiblemente, mañana no nos dejen trabajar”.

La policía municipal habría hecho recorridos por el centro para cerrar comercios no priorizados. Sin embargo, algunos locales de venta de zapatos o piñaterías han incluido alimentos en sus vitrinas para mantenerse abiertos durante la semana de cuarentena radical.

En la avenida Bolívar de Valencia también se observó varios negocios trabajando, incluso, más que en el centro de la ciudad, pese a los constantes recorridos de los funcionarios de la PM. “Nosotros estamos conscientes del virus y el daño que causa, también conocemos que hay una nueva cepa, pero necesitamos producir porque muchos de los comerciantes somos sustento de familia, que hasta también vivimos del día a día por eso nos taca trabajar arriesgándonos”, manifestó una comerciante, quien tampoco se quiso identificar.

A propósito de la cuarentena radical, la alcaldía de Valencia emitió un comunicado donde hace un llamado a la ciudadanía, comerciantes y empresarios a acatar la cuarentena decretada en todo el país y a aplicar las medidas de bioseguridad para contener la cadena de contagios. También ratificó la suspensión de eventos públicos o privados.

En Naguanagua la situación no era muy distinta. El Centro Comercial La Granja abrió sus puertas y, aunque muchos locales estaban cerrados, otros de ventas de equipos celulares estaban trabajando con normalidad, al igual que tiendas de ropa que no son de primera necesidad. El CC Free Market acató el llamado a cierre; sin embargo, algunos de los trabajadores de las tiendas se mantenían en los alrededores ofreciendo distintos servicios.

 

Algunos comerciantes comentaban que la verdadera cepa es, ahora, la falta de gasoil. “La escasez llegó casi de manera simultánea con el incremento de los casos de coronavirus y su nueva variante, es difícil de creer que haya una variación”. Sin embargo, un estudio de investigadores de Brasil y Reino Unido indica que la variante de Manaos podría ser hasta dos veces más trasmisible que la previa COVID-19, reseñó BBC.

 Movilización

Aunque a través de su cuenta en Instagram, la Policía de Carabobo informó sobre 25 punto de contención en los municipios para evitar la afluencia vehicular y contribuir a la prevención de la COVID-19, tras un recorrido por algunos de los puntos se verificó que no se cumple con la medida que estableció el mismo organismo.

Los puntos de control están ubicados con funcionarios en el sitio, pero puede circular todo vehículo que quiera trasladarse de un municipio a otro sin solicitar salvoconducto.

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.