Foto: AFP
COMPARTE

Un oportuno jonrón de Alfredo Despaigne con las bases llenas y relevos de altos kilates de Vladimir García y Miguel Lahera dieron a Cuba un peleado triunfo ante Australia 4-3, para colocarla en la segunda ronda del IV Clásico Mundial de Béisbol.

Australia fue el primero en anotar por hit remolcador de Logan Wade en el quinto ante el relevista Yoanni Yera, batazo sobre el que el jardinero izquierdo Alfredo Despaigne, a la postre héroe de la jornada, no mostró un gran brazo.

Pero Despaigne, cuarto bate de Cuba, tomó desquite en la parte baja de esa entrada y castigó con toda su fuerza una recta del relevista zurdo Lachlan Wells con las bases llenas, para desaparecer la pelota a más de 400 pies por entre left y center y darle un giro total y a la postre definitorio en el marcador.

“Salí a buscar un batazo porque en ese momento era importante para el equipo y con mucha paciencia logré el objetivo”, dijo a la prensa Despaigne, recién fichado por el Softbank de la Liga Japonesa y ahora colíder en jonrones en la historia de los Clásicos Mundiales, con 6, junto a su compañero Frederich Cepeda.

Los australianos siempre dieron batalla –como si el partido fuera una réplica del celebrado entre ambos equipos en el Clásico de 2009, también el 10 de marzo y ganado por Cuba 5-4 por jonrón de Yosvany Peraza.

El pitcher cerrador Miguel Lahera –quinto empleado por el mentor Carlos Martí- se presentó intratable con su recta de hasta 91 millas y retiró el noveno sin manchas, con dos ponches incluidos, para sellar el triunfo y poner a Cuba otra vez entre los ocho mejores.

Pero el ganador ganador fue García, quien en tres entradas permitió dos carreras con tres ponches y una base, mientras que Lahera se anotó salvamento.

Además de Despaigne, destacaron por los cubanos con el bate Roel Santos, Alexander Ayala y Yurisbel Gracial, todos con dos hits, al tiempo que por Australia Carl Oletjien pegó jonrón y Allan de San Miguel disparó tres sencillos.

Con el triunfo, Cuba terminó la ronda inicial con (2-1), detrás del líder Japón (2-0), que completa este viernes su calendario ante el ya eliminado China. En la próxima fase Japón y Cuba chocarán con los clasificados del grupo que jugó en Seúl, el sorprendente Israel y Holanda.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.