Foto: Prensa LVBP
COMPARTE

Prensa LVBP

El transitar de derecho valenciano Danny Rondón en la liga mayor de béisbol de Guatemala se puede resumir en un sola palabra: Perfección. Tan categórica afirmación se sustenta en los lideratos de victorias, efectividad y ponches propinados que ostenta, así como el incluir entre sus victorias una de siete entradas en las que retiró uno a uno a los 21 bateadores que enfrentó.

Rondón (9-0, 0.93 EFE y 88 K) es el as de la rotación de los Nacionales de Mavericks, equipo que encabeza la tabla de clasificación con récord de 15 victorias por tan solo un revés. Nueve de esos lauros pertenecen al venezolano de 29 años, quien es líder en triunfos (9-0), es el lanzador con más ponches recetados (88) y ostenta la más baja efectividad del circuito (0.93), los tres renglones de la triple corona de pitcheo. Toda esta labor la ha labrado en un total de 66.0 innings laborados.

Para el serpentinero, quien debutó en el 2006 en el entramado de las ligas menores del béisbol organizado en las filiales de los Mellizos de Minnesota, esta destacada se debe a la inclusión de un nuevo lanzamiento en su repertorio, lo que ha sido la clave del éxito en esta nueva experiencia en Centroamérica, luego de brillar en 2016 con el Santa Tecla de la liga salvadoreña (campeón en EFE con 1.05).

“Pues la verdad no he parado de entrenar desde que llegué acá. Me he enfocado en lanzar strike, solo llevo ocho bases por bolas en mi labor. Aquí he agregado a mi repertorio el cutter (recta cortada), al punto que logrado perfeccionado y me ha resultado muy exitoso. Podría decir que esta al mismo nivel que mi slider que es mi segundo picheo después de la recta”, comentó el lanzador que suma nueve temporadas en la pelota venezolana compartidas entre los equipos Bravos de Margarita (6), Cardenales de Lara (1) y Navegantes del Magallanes (2).

Rondón comparte equipo con el también venezolano Wilmer Alvarado, uno de los mejores bateadores de la liga, quien vine de ganar la triple corona ofensiva en El Salvador.

Pero por si fuera poco su dominio, el pasado 23 de marzo, en la parte inicial de la campaña, lanzó un juego perfecto de siete entradas que fue ganado por los Nacionales por 13 carreras a 0 ante los Yankis (diferencia de 10 en el séptimo finaliza el juego por reglas de campeonato). Ese día, el carabobeño recetó 12 ponches de los 21 outs que gestaron la hazaña.

“Hasta los momentos pertenezco en Venezuela a las Águilas del Zulia, el año pasado solo estuve en la Liga de Desarrollo, pero me gustaría ir a mi país y volver a lanzar en el equipo grande como lo hice en años anteriores con Margarita y Magallanes y así buscar nuevas oportunidades para el próximo año”, comentó el criollo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.