Diputado Leandro Domínguez en El Carabobeño

Trabajos innecesarios pagados y obras que nunca se realizaron por parte de una empresa contratada por el Instituto Carabobeño para la Salud (Insalud) durante la gestión de Francisco Ameliach, fue la denuncia del diputado a la Asamblea Nacional (AN) por Carabobo, Leandro Dominguez.

El parlamentario atribuyó estos hechos de corrupción a la gestión del ex presidente de Insalud, Raúl Falcón, que aprobó los contratos en el gobierno de Francisco Ameliach, a quien calificó como co-participe de estas irregularidades, ya que era el encargado de administrar los recursos del estado.

Sobre estos hechos se elaboró un informe que detalla cada irregularidad, el cual fue consignado ante la Asamblea Nacional, la Contraloría General de la República y la Fiscalía el pasado miércoles 13 de junio. También será entregado al gobernador Rafael Lacava.

El informe parte de auditorías internas elaboradas a esa gestión, detalló el parlamentario.

De acuerdo con la investigación, la empresa beneficiaria de estos contratos se dedica a la distribución de equipos médicos y productos quirúrgicos. Tiene su sede en un centro comercial del sector Tazajal,municipio Naguanagua. Está inscrita y habilitada para obtener contratos según el Registro Nacional de Contratistas (RCN). Sin éxito, El Carabobeño intentó contactar, en horario de oficina, a algún representante a través de sus números telefónicos.

El daño patrimonial contra el estado alcanza los 46 millones 485 mil 608 con 47 bolívares, cobrados por la empresa por trabajos no realizados en los meses de julio, septiembre y diciembre de 2016. En total fueron 14 servicios, relacionados con la reparación de equipos médicos,contratados, cancelados y no ejecutados, para siete hospitales del estado.

El diputado prefirió reservar el nombre de la empresa por tratarse de una investigación en curso. El monto cobrado por los servicios contratados, más no ejecutados, superaría los 68 mil dólares según la tasa oficial más alta para la época, la del Sistema Marginal de Divisas (SIMADI) vigente para el cierre del 2016, que era de 673,76 bolívares por dólar.

Fueron en su mayoría reparaciones y mantenimiento de máquinas en buen estado para siete hospitales de Carabobo, entre los que destacan la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (CHET), Adolfo Prince Lara en Puerto Cabello, Rafael González Plaza en Naguanagua, Miguel Malpica de Guacara, El Hospital de Bejuma, el Materno Infantil José María Vargas de Valencia (Maternidad del Sur) y el Oncológico Miguel Pérez Carreño.

“Reparaciones de equipos” en el oncológico

Según documentos mostrados por el diputado a El Carabobeño, se registraron servicios que nunca se prestaron. La reparación de un procesador de tejidos marca AUTHECHNIK DRTISL 5047, del área de anatomía patológica del oncológico, fue autorizada mediante orden de pago (ODP)-2016-3033 de fecha 30 de diciembre de 2016. Se cancelaron no obstante 13 millones 232 mil 800 bolívares. Según el informe, no se reemplazó el cableado, no se sustituyeron los switch ni se reparó el sistema de caja reductora de elevación, rotación y agitado.

También fue pagada la reparación de centro histológico marca SYBRON, modelo THERMOLINE, serial 34000134 del área de anatomía del Hospital Oncológico Dr Miguel Perez Carreño, según ODP-20163033, del 30 de diciembre de 2016. Este equipo esta “inoperativo dañado”. Aún así se pagaron 13 millones 232 mil 800 bolívares para la época.

Equipos “inoperativos dañados” en el Prince Lara

En el Hospital Adolfo Prince Lara de Puerto Cabello se contrató la reparación y mantenimiento de la máquina de anestesia del quirófano. El equipo OHMEDA, modelo AESPIRE, serial AMX302453,  según ODP 2016-2908 de fecha 29 de diciembre de 2016. Se pagaron cinco millones 880 mil bolívares, pero no se realizó ninguna operación. Los documentos dejan constancia de que no debió pagarse, pues el equipo está “inoperativo dañado”.

En este mismo hospital se contrató la reparación del descongelador de plasma marca PRESVAC, serial 6768, perteneciente al banco de sangre, según ODP 2016-1183 con fecha 12 de julio de 2016. Este equipo está “inoperativo dañado”. Según el informe no se realizó ninguna reparación, pero se pagaron 565 mil 984 bolívares.

También en el Miguel Malpica de Guacara

En el caso de la reparación y mantenimiento de Autoclave marca VERNA, B/N: 3200450 del quirófano de ampliación del hospital Miguel Malpica, de Guacara, hubo un pago de 4 millones 200 mil bolívares. La orden de pago fue la ODP2016-2822, de fecha 23 de diciembre del 2016. No se reemplazó la resistencia ni el ajuste, el equipo está operativo.

Diputado Leandro Domínguez en El Carabobeño

La Chet en la lista

En la Ciudad Hospitalaria Enrique Tejera (CHET) se contrató la reparación de cuatro microscopios binoculares, marca CAMBRIDGE INSTRUMENTS, modelo GALEN, seriales B/N: 70599, 69451, 70604, 69456. La aprobación a estos trabajos se emitió mediante la ODP-2016-1893, con fecha del 29 de septiembre de 2016, por un monto de un millón 834 mil 560 bolívares. Estos equipos corresponden al área de anatomía patológica.

En el informe se constata que los seriales 70604 y 69456 corresponden a un mismo microscopio, pero el trabajo fue cobrado dos veces con los seriales separados. Los equipos están “inoperativos dañados”.

En Bejuma, equipo inoperativo, reparación pagada

En el Hospital de Bejuma se ordenó la reparación y mantenimiento de la máquina de anestesia marca DATEX OHMEDA, serial ANGM00126120, correspondiente al quirófano, según ODP 2016-1133, con fecha del 6 de julio de 2016. No se le suministró ni instaló la batería ni el soporte eléctrico de carga ácida 6V 4AM al monitor de control 7100. Tampoco se realizó el análisis con espectrómetro de gases a los vaporizadores de Isoflurane, alotane, ni seborane. Tampoco hubo mantenimiento al sistema de absorción de C02 y circuito de paciente. Este equipo está “inoperativo dañado”, pero se pagaron 271 mil 600 bolívares.

Uno de los informes que detalla los servicios no ejecutados en este caso para la Chet

Siete empresas fantasmas operaban dentro de Insalud

Domínguez también denunció que dentro de Insalud operaban siete empresas fantasmas como prestamistas. “El pago de esos préstamos con intereses era descontado de la nómina al personal, determinaron auditorías internas realizadas”.

Según Domínguez, estas empresas operaban en Insalud. “Lo hacían sin ningún contrato, acuerdo o convenio. Una vez que los funcionarios cancelaban la totalidad del préstamo, continuaban descontándoles sin ningún tipo de autorización por parte del trabajador. Se observó que las empresas le falsificaban la firma a los funcionarios”.

Estas empresas deben ser citadas como parte de la averiguación que se iniciará en la Asamblea Nacional, detalló Domíguez, quien el pasado 13 de junio consignó ante la Comisión Permanente de Contraloría de la AN una denuncia contra Francisco Ameliach y Raúl Falcón por daño patrimonial al estado. Lo mismo hizo ante la Fiscalía y la Contraloría de la República.

“Todo el desastre en el sector salud se debe a la corrupción. El peor gobernador de la historia que hemos tenido en Carabobo es el señor Francisco Ameliach y el peor presidente de Insalud es el Dr. Raúl Falcón”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.