Su compatriota, Yangel Herrera, también vio acción en las postrimerías del choque. Foto cortesía: granadacfweb.com.

El Granada CF se llevó ante la Cultural Leonesa una eliminatoria muy ajustada, la cual encarriló en los últimos minutos de la prórroga, gracias a un error del arquero Andoni Zubiaurre, acción que no desaprovechó el venezolano Darwin Machís para marcar el gol de la clasificación.

Con este resultado, el equipo de Diego Martínez se mantiene en las tres competiciones (Copa, Liga y Europa League), antes de recibir el fin de semana al FC Barcelona y mirar en el horizonte la eliminatoria europea ante el Nápoles.

El Cultural demostró que en la Copa del Rey se transforma y volvió a soñar con otra noche mágica, para ahora tener que centrarse en el que es su verdadero objetivo, buscar el ascenso a Segunda División.

Casi no se habían sentado todos los espectadores en el Reino de León, con medidas restrictivas, cuando ya se vivió la primera sorpresa en uno de los primeros ataques locales. Un disparo lejano de Héctor fue rechazado por Aarón, dejando un balón suelto, donde el más inteligente fue Marc Rovirola para adentrarse en el área ante una defensa contemplativa y batir la portería nazarí.

Desde ese momento, el Granada tomó el mando del encuentro ante un rival bien situado en el área defensiva formada por una línea de tres zagueros. De hecho, uno de los defensores fue el juvenil Rodri, quien muy pronto se vio condicionado por la tarjeta tras una acción sobre Molina.

Precisamente, el veterano delantero no tardó en aprovechar su oportunidad copera. Éste, tras una recuperación de Vallejo abriendo a la izquierda a Kenedy, recibió un centro raso, el cual terminó disparando a la escuadra del portero Diarra.

A pesar de que era el equipo de Diego Martínez el dueño del balón, el Cultural también buscó sus opciones a la contra, enfriando los ánimos ofensivos de su contrincante y creyendo cada vez más que podía tutearlo en varias instancias del partido.

Los primeros minutos de la reanudación no tuvieron un dominador claro, hasta que ambos entrenadores empezaron a dar entrada a algunos de sus jugadores más habituales, en busca de desequilibrar la eliminatoria. Lo pudo hacer el Cultural en una rápida salida al contragolpe, con centro de Toni Abad al que el debutante argentino Flavio Ciampichetti remató, totalmente solo, a las nubes.

Idiakez y Martínez decidieron ir a por todas, dando entrada a más “madera”. En los locales, con su goleador Dioni Villalba y el mediocentro Eric Montes, mientras que, por parte de los nazaríes ingresaron el colombiano Luis Suárez y Montoro.

Buscó en los balones bombeados al área el Granada su opción para llevarse el encuentro ante una defensa sólida, bien resguardada por el africano Samuel Diarra, que tampoco pasó por demasiadas situaciones comprometidas.

La mala fortuna se cebó con el jugador de Mali, que fuera elegido en su momento mejor guardameta en el mundial sub-17, cuando en el último minuto se quejó de un problema muscular cuando ya no había posibilidad de cambios en los leoneses.

La tuvo el Cultural en el 93, en un balón largo sobre Ciampichetti que le ganó la partida a Nehuen, dejando el balón solo a Pipo. Su remate encontró una mano salvadora en Aarón.

En el tiempo suplementario, Idiakez se vio obligado al cambio de portero por la lesión de Diarra, dando entrada al habitual titular Andoni Zubiaurre, mientras que en el lado contrario entró el venezolano Yangel Herrera.

De nuevo, fue el jugador cedido por el AD Alcorcón, Pipo, el que puso la magia con un caracoleo poco antes del descanso de la prórroga, que solo se encontró con el guardameta Aarón para impedir lo que hubiera sido un gol de otra categoría.

La mejor ocasión granadina llegó en la segunda parte del tiempo suplementario, con un remate muy ajustado al palo de Luis Suárez, ya con los calambres haciendo estragos en el desgaste culturalista.

La crueldad esperaba para los últimos minutos a los locales en un centro cruzado de Herrera, en el que se equivoca en su salida Zubiaurre para dejar a placer el balón a Darwin Machís, quien no perdonó el 1-2, ya sin tiempo de reacción en su equipo. Aunque, la volvió a tener Pipo en una serie de remates en el área.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.